¿Capital Naranja?

Esta pregunta se la deben haber formulado algunos desentendidos al ver, por televisión o en vivo en el Luna Park, a los jugadores del seleccionado argentino de básquetbol firmando autógrafos durante 40 minutos. La euforia fue tal que el partido final del súper 4, entre Argentina y Uruguay, ya había empezado y las miradas aún estaban centradas en Emanuel Ginóbili, Fabricio Oberto y Carlos Delfino. Claro, los 3 son NBA. Sin embargo, lo que sorprendió no fue esa situación (para nada extraña por ejemplo en Mar del Plata, Bahía Blanca, Sunchales u otra ciudad donde se juega y disfruta el basquetbol), sino que sucedió en Capital Federal, donde el básquetbol no es tan popular como el fútbol.

Hace ya varias temporadas que Boca (logró tres campeonatos), Obras y en su momento River han intentado instalar, sin éxito a nivel público (habitualmente hay más visitantes que locales), la Liga Nacional en la Capital. Por eso lo de ayer fue gratificante para quienes seguimos este deporte. Ver como el mítico estadio Luna Park, completamente colmado, gritaba los nombres de Paolo Quintero, Luis Scola, Andrés “Chapu” Nocioni, Delfino, Ginóbili, entre otros, causó una muy buena impresión.

Después de toda esa situación impensada, se llevó a cabo la final del Súper 4 entre Argentina y Uruguay. Un par de horas antes, Polonia le había dado una paliza (79-62) a un pobrísimo México, equipo que será rival del seleccionado nacional el próximo jueves en Mar del Plata, en lo que será el último juego de preparación en suelo argentino.

Con respecto al partido, Uruguay sólo dio lucha en el primer cuarto, que terminó igualado en 25. Luego, todo fue para los dirigidos por Sergio Hernández. Scola (goleador con 26 puntos) y Quinteros (fue elegido MVP) fueron los principales factores para esta victoria, más el aporte de Pablo Prigioni, Juan Gutiérrez y Nocioni. De todas maneras Argentina está en plena preparación y este fin de semana se evidenciaron algunos problemas defensivos que tendrán que mejorar antes de que comience el duro torneo olímpico.

Por último varios detalles a tener cuenta:

  • La mascota de la CABB fue un fiasco. Muy aburrida y poco atlética (cuando realizo las típicas volcadas de una mascota, casi se mata).
  • La ubicación para la prensa muy mala y sin pupitres. En este punto quedó evidenciado que el Luna Park es un estadio viejo, que debe ser adecuado a los tiempos que corren.
  • El conductor del evento comentó dos cosas que por lo general no se dicen (una fue anunciarle al público que había que esperar a que termine la pausa en la tele para comenzar el segundo cuarto, y la otra fue decirle nuevamente a la gente que las tres remeras de la selección no iban a ser regaladas porque las promotoras de la empresa OSDE se equivocaron y le dieron a todos los presentes los calcos de esta prepaga, cuando se suponía que tendrían que haberlas pegado al azar en sólo tres asientos del estadio.
  • La zona mixta para los periodistas muy floja, otro aspecto a remodelar del estadio.

Por Pablo Marchiorre

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

2 comentarios en «¿Capital Naranja?»

  • el 15 julio, 2008 a las 16:16
    Enlace permanente

    Ruben, en la nota no quise decir que Capital Federal sea o puede ser la capital del basquet, imposible. Ya conozco del poderio de Bahia, si bien Estudiantes y El Nacional no son la potencia de aquellos Olimpo, Pacifico y el propio Estudiantes el 70% de los basquetbolistas argentinos son de Bahia Blanca. Solo quise comentar que la gente de aca, esta vez no le dio la espalda al basquet como si lo hace con la Liga nacional.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.