El Coco, la mentira continúa…


¿Cómo explicar que un pobre equipo como el actual de Boca haya logrado tres títulos el año pasado y sea uno de los actuales líderes del torneo Clausura 2006?
Boca no juega a nada. Es notorio que no tiene una idea clara de lo que quiere dentro del campo de juego, y que muchas veces el mismo amor propio de los jugadores es el que los lleva a ir adelante y lograr resultados agónicos, como los últimos ante River y Banfield.
Su técnico, Alfio Basile, está visto por la prensa «especializada» como uno de los grandes entrenadores que hay en el país, y hasta lo comparan con un extraordinario profesional como Carlos Bianchi, por el sólo hecho de que las casualidades de la vida le dieron la chance de alzar tres copas en un semestre (La Recopa, con lo justo, el torneo local gracias a que Gimnasia se cayó en la última fecha, y la Sudamericana, gracias a San Abbondanzieri, patrono de los penales).
Sin embargo, durante su gestión, el actual plantel de Boca no hizo jamás un doble turno de entrenamiento. Es decir: se entrenan a la mañana, se duchan, y taza taza, cada uno para su casa. Suena poco profesional y se nota, por ejemplo, cuando pibes como Rodrigo Palacio o Pablo Ledesma terminan agotados los partidos, a pesar de que el Xeneize no juega absolutamente a nada durante la semana. Además, con el envidiable plantel que tiene Boca, debería ganar el torneo de punta a punta, y no sumar puntos pidiendo la hora, como ilustra la imagen de este post, típica de Basile en cada domingo.
Lamentablemente, muchas veces en el fútbol los resultados cubren realidades que sólo las derrotas sacan a la luz.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

7 comentarios en «El Coco, la mentira continúa…»

  • Pingback: Se quedó sin talco « Dame Pelota

  • Pingback: Sigue el talco « Dame Pelota

  • Pingback: Así estamos… « Dame Pelota

  • Pingback: Dame Pelota cumple un año « Dame Pelota

  • el 16 mayo, 2006 a las 13:03
    Enlace permanente

    puesto que yo creo que algunos de los partidos de boca deben de estar pagados aveces a los jugadores o hasta los mismo arbitros
    le ayudan a ganar a boca aveces en el futbol no se puede saber pero un equipo como boca que gano cuatro copas seguidas es muy raro que pueda ganar tanto boca no es barclona es solo en equipo que a un parace raro lo que pasa hoy con el futbol–>

    Respuesta
  • el 13 abril, 2006 a las 11:41
    Enlace permanente

    Entonces con el plantel que tiene el Real Madrid, el Inter y el Machester todos deberian ganar los campeonatos de punta a punta….facilismo no!

    Respuesta
  • el 5 abril, 2006 a las 10:34
    Enlace permanente

    Ahora yo me pregunto… Quién juega a algo??
    No por justificar, porque es cierto que Boca no juega a nada. Pero el futbol local es un campeonato de mediocres, que juegan a no perder.
    Cuantos partidos buenos vieron este campeonato???
    Y así, el menos mediocre, será el campeón de los mediocres.
    Carlos S.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.