El fútbol, en deuda

De los cuatro semifinalistas de la Liga de Campeones, Chelsea debe unos 792 millones de euros, Manchester United 772, Arsenal 343 y Barcelona cerca de 300.”, puntualiza en uno de sus párrafos la imperdible columna de Ezequiel Fernández Moores en el blog “Visión de Juego“, del diario La Nación, titulada “Pan, amor y fantasía”.

La sorprendente y lamentable situación de los supuestos mejores cuatro equipos de Europa, y cuatro de los diez más poderosos del mundo obliga a seguir leyendo ese post, en donde Moores también cuestiona el rol de los medios:

La prensa deportiva moraliza en sus editoriales sobre deudas, salarios y fichajes obscenos. Pero, obligada a vender ejemplares, reclama en sus portadas incorporaciones resonantes. Pasa hoy con Real Madrid, tras la humillante paliza propinada por Barcelona. Los diarios deportivos madrileños, necesitados de fabricar una nueva ilusión,dedicaron sus tapas del último lunes a anunciar el desembarco inminente del poderoso empresario Florentino Pérez en Real Madrid, con 250 millones de euros para comprar a Cristiano Ronaldo, Kaká y a quien se anote. Ya nadie habla de la deuda de 500 millones de euros de Real Madrid.”

Mientras los empresarios, los jeques árabes, los magnates rusos y tantos titiriteros que prefieren manejar los hilos desde el anonimato, el fútbol se muere de hambre. De gloria, de entrega, de pasión, de juego…

La Argentina no es para nada ajeno a esta situación. Los clubes, completamente empobrecidos y casi vaciados, se convirtieron en dependientes de la TV. Algo insólito desde todo punto de vista, ya que, sin fútbol, la TV no tendría ganancias, entonces deberían negociar mejores contratos con cada equipo. Pero mientras Julio Grondona siga al frente de la AFA, los dueños de los derechos televisivos del fútbol seguirán llenándose los bolsillos en detrimento de los cada vez más endeudados clubes…

En tanto, el juego se convierte en víctima y los medios, en cómplices. Se destaca más el mezquino, triste, molesto y horrible sistema de juego que practica el Racing de Caruso Lombardi (eso si, efectivo en cuanto a las necesidades de la Academia se refiere), que el vistosos, lujoso, efectivo, emotivo, delicado y exquisito nivel exhibido por el Huracán de Angel Cappa. Es más, muchos periodistas antimenottistas incluso están esperando que el Globo derrape para destrozar a DT, cuestionar el lirismo y levantar una vez más las banderas del patético sistema resultadista, que patentó Carlos Bilardo en el Mundial de Italia ´90, donde el destino se disfrazó de Codesal, e hizo justicia condenando a esa espantosa selección argentina al subcampeonato.

Viva Huracán, viva Barcelona, viva Vélez, viva Nacional de Montevideo, viva la Liga de Quito, viva Colón, viva San Martín de Tucumán, viva Godoy Cruz, viva Gimnasia de La Plata, viva Gimnasia de Jujuy, viva Tigre, viva Lanús y vivan todos aquellos equipos que intentan en cada presentación jugar al fútbol, aún cuando este sistema no les garantiza una victoria, e incluso condena a algunos de estos conjuntos al descenso o a la eliminación.

Mantener y respetar un estilo, y no quedar en deuda.

De eso se trata.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

11 comentarios sobre “El fútbol, en deuda

  • el 7 mayo, 2009 a las 21:16
    Permalink

    El bilardismo la tuvo más fácil: los campeones en cualquier copa (ya sea mundial, continental o de leche) son los que ganan, y no los que juegan bien (preguntenle a los húngaros del 54 y a los holandeses del 74: eran dos equipazos, pero la deslucida Alemania los despojó del primer puesto -y los bávaros no se lo merecían-). No es que lo justifique: yo prefiero el menottismo.
    Siento que, salvando las distancias, es parecido a la situación del comunismo: le costó enfrentarse al capitalismo, que estaba más arraigado (o preguntémosle a Jesús, quién echó a los mercaderes). Creo que con el menottismo pasa lo mismo.

    Respuesta
  • el 7 mayo, 2009 a las 11:25
    Permalink

    Marce Araujo, no me gustaría curzarme con vos en la vida …

    Respuesta
  • el 7 mayo, 2009 a las 9:03
    Permalink

    La antinomia Menoti-Bilardo siempre estuvo presente en todos los que hablan y opinan de fútbol. Como seguro hay gente esperando que se caiga el Huracan de Capa, es también la misma gente que se llena la boca y le tira flores en exceso a su estilo de juego. Al igual pasará con Caruso. Los detractores están esperando el paso en falso para llenar páginas y horas de radio.

    Respuesta
  • el 7 mayo, 2009 a las 0:09
    Permalink

    “viva Nacional de Montevideo”¿? me parece que lo viste solo los dos partidos que jugó contra River; si lo ves jugando semana a semana te aseguro que se acerca bastante más a la doctrina Carussolombardista que a la de Cappa.
    Saludos.

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2009 a las 21:47
    Permalink

    Sí claro, Pablo. Tengo ese ejemplar (y varios otros) de Un caño (según mi parecer luego de Al Arco, de la mejor revista deportiva de la última década).
    Y por eso, porque entre otros textos tengo el que citás, es que escribí lo del “98 por ciento de los casos”…
    Hay alguna excepción, por supuesto, pero suele escribir de cuestiones (obviamente) reprobables del exterior. Y eso, convengamos, es bastante más fácil…
    Una pena. Más que nada, porque el tipo -sin dudas- es capaz.
    Acaso sea falta de tiempo para elaborar los trabajos (que se requiere de mucha más labor) o simplemente, falta de interés.
    Saludos

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2009 a las 20:15
    Permalink

    Estimado Mario:

    En el número 1 de la revista Un Caño (lamentablemente ya fuera de circulación), Ezequiel Fernández Moores hizo una enorme investigación/denuncia relacionada con la gestión Macri en Boca, donde acusaba al Jefe de Gobierno Porteño de ser socio en todas las transferencias de jugadores xeneizes al Vilarreal, entre otras cosas.

    Intentaré rescatarla de mi archivo y escanear esa investigación.

    Abrazo!

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2009 a las 16:57
    Permalink

    Siempre dignos de destacar los textos de Fernández Moores. Pero -también siempre- me surge la misma pregunta: ¿por qué, más allá de ser un especialista en los internacional, nunca escribe ni investiga casos argentinos?

    Al menos en el 98 por ciento de los casos, siempre sus escritos son de hechos del Mundo. Interesantes, claro, pero siempre “más fácil” (o menos valiente, podría decir alguno) que escribir acerca de temas de nuestro país como, por ejemplo, suele hacer Gustavo Veiga.

    ¿O es que acaso está todo muy bien en nuestro deporte?

    Saludos

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2009 a las 16:13
    Permalink

    Q TE METES CON BILARDO LISOTTO, VOS DE FUTBOL NO SABES UN JORACA. BILARDO SALIO CAMPEON DEL MUNDO, NO GANO UN MUNDIAL COMPRADO.
    Y SAN MARTIN Y GODOY CRUZ NO EXISTEN, SE VAN A IR PARA LA B. LO MISMO Q HURACAN, MUCHO FUTBOL BONITO Y LO Q QUIERAN, PERO SI NO SALEN CAMPEONES EL FUTBOL BONITO SE LO METEN EN EL ORTO.

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2009 a las 14:22
    Permalink

    Que viva el futbol de verdad!!! Que vuelva River!!!

    Gran post.

    elbeto

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2009 a las 12:45
    Permalink

    Solamente puedo aplaudir tu post, excelente.

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2009 a las 12:10
    Permalink

    Excelente post.

    Coincido absolutamente en tus honores al Huracan de Cappa y en que hay muchos esperando que pierda para destrozarlo. Aun hoy lo critican porque “arriesga demasiado”. ¡Por favor!

    Aunque debo decir que no coincidimos en alguno de los nombres de esa pequeña lista de “vivas”.

    Por ejemplo, Gimnasia de La Plata que perdió demasiados puntos especulando con la minima diferencia, se metió atrás y en algunas fechas lo pago muy caro. En otras lo salvo Sessa. Otra cosa que no me gusta es ver a Messera de 8 o de doble cinco, corriendo a los contrarios, pierde mucho de lo bueno que podría aportarle al Lobo. Pese a esto, hay que reconocer que Madelon hizo un campañon, igual que con Central y con Olimpo en la B.

    A veces a Colón le pasa lo mismo. Y Tigre está jugando muy pero muy mal. No es el mismo de antes.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *