Especial Mundial 1978 #2

Este sábado 21 de junio de cumplen 30 años de, tal vez, el partido de fútbol más sospechado de la historia de los mundiales.

Esa noche, Argentina debía enfrentar a Perú, con la obligación de superarlo por al menos 4 goles, si quería pasar a la gran final. Como es sabido, el equipo albiceleste goleó 6 a 0, y luego se consagró ante Holanda. Pero las suspicacias duran hasta el día de hoy…

Hace poco tuve la suerte de ver completo ese partido nuevamente, y la verdad es que es muy complicado jugar a «errar» goles, tal como hizo Perú en los primeros minutos, incluso metiendo pelotazos en los palos. Se habló de una donación de trigo del Gobierno argentino al peruano, hecho que sí sucedió, pero que se había acordado en marzo del ´78, es decir 90 días antes de ese match.

La discusión seguirá por le resto de los días, sobre todo porque es un tema escabroso del cual ninguno de los protagonistas quiere hablar.

Considero que si hubo algún arreglo fue a nivel dirigencial, es decir entre la FIFA y el gobierno militar argentino, dada la conocida amistad de Joao Havelange con Videla, tal como explica y analiza el autor inglés David Yallop en su excelente y muy recomendable libro «How they stole the game», traducido pésimamente como «Cómo nos robaron la Copa» (?).

Lo más sensato hubiera sido que Argentina y Brasil disputen sus partidos definitorios a la misma hora. Pero insólitamente, la FIFA hizo jugar a Brasil ante Polonia (3-1 para los «verdeamarelhos») a la tarde, y a la Argentina a la noche, sabiendo antes de comenzar el cotejo con Perú cuántos goles necesitaba para pasar a la final.

Siguiendo con este especial, les dejo un video en el cual se resume en 7 minutos todo lo que aconteció durante el Mundial ´78, y su relación con la dictadura.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=kJWVGda3xfA]

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

8 comentarios en «Especial Mundial 1978 #2»

  • el 10 octubre, 2009 a las 20:30
    Enlace permanente

    soy un joven de 14 del 2oo9 pero tengo la nostalgia del peru antiguo (1950-1995) he visto muchas cosas que me sorprendieron y me entristecieron al mismo tiempo, y nunca crei que hubo un Peru futbol que nos hacia soñar con ganar un mundial, y saber que hubo una posibilidad de que peru habia sido comprado para que perdiera contra la argentina en el mundial de 1978 ¡’ya no se que pensar de mi tierra que dicen que tiene «p=patria e=ejemplo r=rifle y u=union»

    Respuesta
  • el 4 julio, 2009 a las 19:30
    Enlace permanente

    Pablo: te admiro realmente, aunque la nota me parece que se vuelca más del lado de la certeza que de la duda. no quiero confundirme, debe ser por influencia de la carga de asimilación subjetiva del interpretante.
    sin embargo, para mi, no quedan dudas que ese partido fue arreglado.
    podemos citar los argumentos, algunos enunciados, pero todo se va a contrarrestar discursivamente, en el fondo, cada uno se planta en creer o no.
    soy escéptico, creo que el contexto corrupto y asesino del momento me dan argumentos.
    el blog es excelente. un abrazo

    Respuesta
  • el 28 enero, 2009 a las 22:31
    Enlace permanente

    argentina no tiene mas que arroz para ganarse un pobre y humillante titulo.

    Respuesta
  • el 20 junio, 2008 a las 12:31
    Enlace permanente

    Cuando digo que «el grupo era el peor de todos», quiero decir que parecía a priori el más difícil: Francia venía con un equipazo, Hungría era la mejor Hungría desde 1966 (y la última esperanza de resurrección magyar, aunque ya Argentina la había goleado en la Bombonera el día del debut de Maradona, si no me falla la memoria), y se colgó hábilmente del travesaño en el primer partido, y casi gana. E Italia, que fue el mejor equipo de la primera fase del Mundial, era un equipazo, la base del posterior campeón de 1982.

    Respuesta
  • el 20 junio, 2008 a las 12:26
    Enlace permanente

    Esa buena selección peruana de Marcos Calderón había perdido, poco antes del Mundial, en partidos de preparación contra Argentina 4-1 en la Bombonera (donde fue titular Pagnanini, que debió ser el 4 del Mundial, y Olguín estaba en su posición natural) y 0-3 en Lima (que fue un verdadero baile, peor que el posterior 6×0, con grandes actuaciones de Villa y Ardiles). A los que sospechan de ese resultado les faltaría decir cuánto le pagaron a Muñante y Oblitas por apuntarle una o dos veces al palo cuando casi la embocan al principio del partido de Rosario (con el resultado todavía 0 x 0), y qué rol jugaba para la FIFA yo, que era un pendex y le dije a mis amigos ese día que se quedaran tranquilos que ganábamos 6 a 0, y acerté para mi propia sorpresa. Después vino un tal Manzo a jugar a Vélez, abrió la boca para contar algo sobre un supuesto soborno que habría recibido, y ahí empezó el asunto. Si los brasileros querian ser campeones, hubieran puesto de entrenador a un ex jugador y no a un milico, que fue lo que hicieron. A Coutinho (no confundir con el jugadorazo del Santos y homónimo de este infeliz) le dieron para que tuviera peor que ahora a Dunga, en esos tiempos. Pero los jugadores eran tan buenos, y los rivales tan mediocres, que se fueron calentitos, digo invictos. Problema de ellos.

    La verdad es que la selección argentina, al margen de que estábamos en dictadura (pero todos vinieron a jugar y hacer negocios, y hasta hay una simpática declaración reciente de uno de los mellizos Van de Kerkhof diciendo que si salían campeones y la copa se las daba Hitler, ellos agarraban igual) y de que en competencia no volvió a jugar tan bien como en algunos momentos de los partidos previos, ganó bien el Mundial, con algunas ayudas (el grupo que le tocó era el peor de todos, aclaremos eso). Ayudas que todos los locales tienen. Hasta Corea. Claro, el problema es que el Mundial siguiente se hizo en España, y los españoles, que jugando al fútbol no existen, hicieron un papelón. También algunos campeones: Brasil del 70 recibió una ayudita cambiando la sede y creo que la fecha de un partido semifinal, gracias a lo cual agarró a Italia cansadísima, físicamente en las últimas, con el resultado conocido.

    Habría que escribir un libro sobre «mitos y realidades de la historia de los Mundiales de fútbol». Un día vamos a descubrir a un periodista modelo 1988 dictando cátedra acerca de cómo jugaban Mathias Sindelar o Nolo Ferreira. Quiero decir, del 78 se sabe mucho del mito y poco de lo que sucedió. El Argentina 6 -Perú 0 está en video, para quien quiera verlo y sacarse la duda.

    Fdo.: Opinólogo Berreta, cada día más berreta y menos hincha de la selección argentina (no hay nada como el fútbol de clubes, señoras y señores).

    Respuesta
  • el 20 junio, 2008 a las 9:53
    Enlace permanente

    Muy buen informe!!
    Pero aclaro que la normativa para jugar los partidos definitorios a la misma hora surge recién 4 años después, en 1982, cuando Alemania y Austria arreglaron un 1-0 de los primeros para dejar afuera a Argelia.
    Hasta ese momento no existía esa idea, lo cual no quiere decir que no hubiera cierto tongo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.