1/32 + 2

Llevo dos (2) días intentando pulsar el ambiente que ha dejado la victoria sobre Honduras (1/32) en mis compatriotas y no me está siendo nada fácil: un tupido velo de desasosiego y pesadumbre por la situación económica, el paro, los despidos, la reforma laboral y la crisis, deja que las camisetas y las banderas afloren apenas un par de horas antes de cada partido de nuestra selección.

Creo que esta apatía se transmite de manera recíproca de los conciudadanos a la selección nacional y vuelta, cerrando un círculo que de momento deja poco lugar a la esperanza. ¡Qué triste vernos en esta situación! Pero, ¿tan trágico es? Tenemos por delante nuestro particular partido de “dieciseisavos de final” frente a Chile, piedra de toque fundamental que marcará ese empujón, ese escalón del que hablaba el corresponsal en el país andino, para constatar nuestras verdaderas capacidades. También tengo que decir, que en mi humilde opinión la gente de este país no se va a lanzar hasta que superemos los cuartos, cruce en el que históricamente la selección juega como nunca y pierde como siempre.

De hecho la situación está tan enrarecida que los periodos entre partido y partido se dedican a analizar las declaraciones del anterior seleccionador, a comparar estilos de juego, a que si llamar “la roja” a la selección tiene ciertos tintes políticos, que si hemos disparado 49 veces para conseguir dos goles (este ha sido el único análisis futbolístico imparcial coincidente en varios medios), que si la novia del portero, que si los compañeros de profesión de la novia del portero… mucha mierda y poco fútbol.

Tan sólo poco más de un día hasta que mañana por la tarde (hora española) tengamos una respuesta.

No sé si los que rezan pedirán suerte o justicia…

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.