Arsenal y los imponderables del fútbol

Este post se iba a titular «Gol de Lanús» e iba a tratar sobre la gran jugada de los dirigentes del club Granate, que habían logrado cambiar todo el fixture de las últimas fechas para no darle ventajas deportivas a Boca (de hecho, era lo que correpondía, pero haberlo logrado es un golazo de media cancha de sus dirigentes): la fecha 17 se iba a jugar el domingo 25 de noviembre, la 18, el miércoles 28 y la 19, el 3 de diciembre, dejando un hueco rarísimo para un hipotético desempate, el martes 5 de ese mes, un día antes de que Boca viaje a Tokio a jugar el Mundial de Clubes.

Sin embargo, la histórica victoria, por penales, de Arsenal ante River le complicó la vida a los limitados que organizan los torneos argentinos, quienes nunca tienen en cuenta los imponderables que suceden de tanto en tanto en el fútbol, y que de hecho es la esencia misma de este deporte.

Ahora que el equipo de Sarandí jugará la final de la Sudamericana, tranquilamente puede pedir la postergación de su encuentro con Boca por la 17º fecha, lo cual vuelve a provocar cambios en el fixture ya modificado hace unos días.

Encima, prácticamente no quedan fechas disponibles para reorganizar todo, y ni que hablar si encima el torneo se define con un hipotético y claramente posible partido desempate entre Boca y Lanús (y, por qué no, se puede sumar Tigre y armar un triangular final). Porque una posibilidad es que Arsenal-Boca y Lanús Argentinos jueguen el viernes 23, pero seguramente la Policía Bonaerense y el Coprosede no del el OK para que se jueguen en el sur dos partidos tan trascendentes el mismo día…

Esto deja al descubierto que la AFA organiza de manera patética los torneos y los fixtures. No puede ser que cada fecha se organice en la semana previa, de acuerdo a los resultados. Es poco serio que un equipo recién se entere el miércoles si juega el viernes, el sábado o el domingo, echando por borda cualquier opción de entrenamiento programado. Y ni que hablar del ascenso, donde el tema de los fixtures es aún peor.

Algún día (tal vez cuando haya dirigentes capaces al frente de la organización del fútbol argentino), los hinchas, los televidentes, los medios, los entrenadores y, sobre todo, los futbolistas, puedan saber a principios de año qué día juegan cada fecha de todo ese torneo, a los efectos de que todo sea más prolijo y ordenado, y que no parezca atado con alambre.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Un comentario en «Arsenal y los imponderables del fútbol»

  • el 17 noviembre, 2007 a las 12:24
    Enlace permanente

    Duro con ellos Lisotto!!

    El «tongo» de la mafia Grondona cansa…
    Todo bien con Arsenal, en general, de hecho, me puso parcialmente contento la derrota de River, por el caracter justiciero del Futbol. De constantes metaforas revolucionarias.

    Pero a la vez, es el caballo del comisario, es el kiosco de los mafiosos que le hacen mal a nuestro deporte…

    Una vergüenza como organizan todo

    Saludos

    Santo
    http://www.manosdeperon.com.ar

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.