Gonzalo Higuaín: «Me hubiera arrepentido si no jugaba para la Argentina»

El delantero de la Selección Argentina de Fútbol, Gonzalo Higuaín, se expresó acerca de su decisión de elegir representar al conjunto nacional «Desde el primer minuto que me preguntaron dónde quería jugar, no tuve ninguna duda. Viví siempre en la Argentina, y haber nacido en Francia fue algo circunstancial, aunque sea un país al que también le estoy agradecido. No tengo nada que reprocharle, pero pasé 18 años en Buenos Aires antes de irme a España, y no tenía ninguna duda de la Selección donde soñaba jugar. Me hubiera arrepentido si no jugaba para la Selección Nacional. Yo soy argentino, de los pies a la cabeza».

En una íntima entrevista brindada a La Garganta Poderosa, la revista de cultura villera escrita, fotografiada, dirigida y financiada por vecinos de distintos barrios marginados de la Argentina, el Pipita se refirió a su amor por la argentinidad: «Uno siempre trata de acordarse de dónde viene, de dónde se crió, de lo que fue antes de ser lo que ahora es. Y por eso, siempre trato de hacer lo mismo que haría cualquier persona de mi edad, aunque a veces cuesta, porque son muchas cosas las que pasan y es un poco difícil mantenerse en pie. Yo viví toda mi infancia y mi juventud en Saavedra, donde me conocen de chiquito y me siguen viendo como ese pibe que fui antes de ser futbolista. Y cada vez que piso la Argentina no pienso en ir a otro lado que a mi barrio. Hay cosas que tiene la Argentina que no pueden comprarse ni con toda la plata del mundo, como los asados, los vestuarios, el truco, los amigos, los mates a la mañana, y varias cosas más, que uno recuerda día a día. Realmente, es difícil estar tan lejos y, aunque me acostumbré a la vida de allá, porque ya llevo seis años en España, extraño mucho todo».

El actual goleador de Real Madrid, quien surgiera de las Divisiones Inferiores de River, opinó sobre la diferencia de jugar los superclásicos de Argentina y de España «Un Boca-River se vive más intenso que un Barcelona-Real Madrid, aunque podría destacar cosas lindas de ambos. Es verdad que el clásico español es muy bonito y hoy acapara más atención a nivel mundial, pero un River-Boca es más pasional. Son dos cosas distintas».

Además, Gonzalo profundizó respecto a lo negativo que rodea al fútbol: «Todo lo que se hace se agranda mucho para bien o mucho para mal. Se exagera todo. Y además, me parece que los jugadores estamos muy expuestos a todo; ante cada cosa que hacemos, la gente opina si está bien o si está mal… Pero bueno, eso lo sabía desde que empecé a jugar». Y agregó acerca de las mentiras de los medios de comunicación: «Ya lo tomo como algo normal. De nosotros, casi siempre se dicen cosas que no decimos, o nos distorsionan el sentido de las palabras. Pero bueno, es la ley que está impuesta. Qué se le va a hacer. Convivo con eso hace muchísimos años y, la verdad, ya estoy acostumbrado».

La charla con Gonzalo Higuaín se publica en el vigésimo primer número de La Garganta Poderosa que ya está en las calles, y que llega a todos los kioscos del país.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.