Todos contentos

Por Alejandro Pintamalli, periodista argentino, cronista de Radio Nedeland Wereldomroep (la radio internacional de Holanda)

Tuve la suerte de que mi servicio en la radio se terminara temprano y pude viajar tranquilo desde la ciudad de Hilversum a mi casa, en Almere, provincia de Flevoland, con tiempo de sobra como para vivir el partido entre Holanda y Argentina con tranquilidad.
En el medio periodístico donde trabajo (Radio Nederland Wereldomroep) me rodean los holandeses, esos desaforados anaranjados que en las últimas semanas dejaron la típica flema nórdica a un lado para desencajar sus rostros y gritar, al unísono: ¡Hup Holland Hup, laat de leew niet in zijn hempie staan! (¡Vamos Holanda, no permitamos que el león pase vergüenza!)
Digamos que no era oportuno permanecer en la radio en el horario nocturno, durante la emisión del partido.
Al final el león no pasó vergüenza. El objetivo del DT, Marco van Basten, aunque no lo diga con estas palabras, era evitar la derrota. Argentina es vista aquí como la candidata al título mundial. “Contra este equipo hemos sabido conservar el empate”, reconoció van Basten. Le sacaron mejor provecho al segundo tiempo y hasta vieron por ahí alguna “chance” de marcar. En conclusión, todos quedaron contentos con el resultado.
Yo lo seguí en casa, anestesiado (¿me habré contagiado de “la lógica” Pekerman?), mientras mi mujer saltaba en el sillón sin comprender por qué la pelota que sale del campo y regresa de rebote no vale ser pateada. Le prometí al vecino que, por respeto, gritaría los goles “en voz baja” y me quedé con el grito ahogado.
De más está decir que el miércoles el país se paralizó. El canal 2 (Nederland 2) ofreció desde las 19 horas reportajes especiales con análisis de las figuras argentinas y el comentario de la ex estrella local, Johan Cruyff.
Quiero destacar que no hubo hasta ahora ninguna mención ofensiva hacia nosotros, sino todo lo contrario. Argentina goza en Holanda de una admiración que trasciende el Mundial. Varios meses atrás, los colores de la bandera o las menciones a nuestro país invadieron las tiendas de ropa y los supermercados locales. Se venden productos con los colores celeste y blanco y llevan grabados los nombres del país o el de Buenos Aires. Una curiosidad que sorprende y lo infla a uno de un poquito de orgullo.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.