«Maestro, ¿usted qué está, muerto?»

Hace 10 años y 4 meses sucedió un hecho que podría haber terminado muy mal.

Boca estaba jugando tal vez su mejor partido de la era Bilardo, ganándole a Vélez en Liniers 1 a 0 con Caniggia imparable y con destellos de Maradona que bastaban para desorientar al Vélez ganador de esos días.

Pero una falla arbitral complicó todo. El juez de línea Barrientos convalidó como gol un tiro de Camps que jamás cruzó la línea de meta. A instancias de su colaborador, Castrilli marcó el centro de la cancha y el partido se puso 1 a 1. Luego de eso, Boca perdió completamente los estribos, encima José Luis Chilavert le clavó dos goles a su enemigo de turno: Navarro Montoya y el Fortín terminó ganando 5 a 1.

En la segunda parte, los hinchas de Boca rompieron parte del alambrado y quisieron entrar a la cancha para fajar a Castrilli, quien en medio del tumulto expulsó a Diego Maradona.

A continuación, una perlita: El video de ese instante y la discusión de un Diego desencajado ante un Castrilli inmóvil, de la cual se destaca la inolvidable frase que titula este post.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=0C19MV81MEw]

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

2 comentarios en ««Maestro, ¿usted qué está, muerto?»»

  • el 18 febrero, 2007 a las 1:14
    Enlace permanente

    que te puedo decir, al Diego no le cabe la injusticia, como a cualquiera, con la diferencia que el Diego no se calla ,lo dice.
    algo malo con eso?
    asi nacio y asi sera.
    porque el Diego nunca se va a morir.
    muchas gracias

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.