El golazo de Palermo de cabeza de mitad de cancha ante Vélez

¿Qué más se le podía agregar a la sensacional e inigualable carrera de Martín Palermo?

Si la respuesta hasta ayer era “nada”, el mismo Titán se encargó de escribir un capítulo más a su vida de película.

Se titula: “El día que hice un gol de cabeza desde la mitad de la cancha”

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ZS_4aZ_FTpE]

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

8 comentarios sobre “El golazo de Palermo de cabeza de mitad de cancha ante Vélez

  • el 5 octubre, 2009 a las 17:41
    Permalink

    Que lo parió!!!
    Dificil de ponerle adjetivos.

    Respuesta
  • el 5 octubre, 2009 a las 16:25
    Permalink

    otra cosa que hay que destacar es el golazo de román

    Respuesta
  • el 5 octubre, 2009 a las 16:17
    Permalink

    la verdad,ayer me quede sin palabras ante el go-la-zo de Martín mas cuando me enteré que fue el gol de cabeza mas largo de la historia del fubtbol y entro en el guiness

    Respuesta
  • el 5 octubre, 2009 a las 15:10
    Permalink

    También hay que señalar (respetuosamente, claro) que el guardavallas del Fortín, Sr. Montoya, es un verdadero salamín. Ya en anteriores partidos rechazó con los puños o el pie para el medio, dejándole servida la pelota a los jugadores rivales con todo el arco a su disposición. Así empató Independiente hace unas fechas, y así Palermo pudo aprovechar la oportunidad ayer. Eso sin contar con la cantidad de veces que el arquero de Vélez incurre en jugadas de ta-kwon-do en el mano a mano con delanteros rivales y casi siempre zafa de que le cobren los correspondientes penales. No es el único futbolista argentino contemporáneo que olvida rechazar siempre para afuera. A lo mejor, ahora aprendió algo.

    Si eso mismo le pasa a Abbondanzieri, todos le caemos encima, pero a este gil nunca lo critica nadie.

    Saludos

    Respuesta
  • el 5 octubre, 2009 a las 12:14
    Permalink

    Y si… por mas que no me guste Palermo, hay que sacarse el sombrero ante terrible gol.

    elbeto

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *