A 80 años del primer superclásico del profesionalismo

Para canchallena.com escribí la siguiente nota, a propósito de los 80 años que se cumplen hoy del primer Boca-River de la historia del profesionalismo.

Que la disfruten

Cuando todavía cuesta comprender que en la temporada 2011/2012 no habrá superclásico, hoy se cumplen 80 años del primer Boca-River de la historia del profesionalismo.

Si bien ya se habían enfrentado en 15 oportunidades durante el amateurismo, aquella tarde del 20 de septiembre de 1931, que prometía ser una fiesta, comenzó y terminó con escándalo.

Se terminaba la primera rueda del «Campeonato Argentino de Football», y, desde temprano, las cosas no se dieron como se esperaban. «La primera nota ingrata de la jornada se produjo en el match de segunda división. Correspondió al jugador Strada, quien aplicó un puntapié feroz a Ganduglia, el que debió salir del campo de juego con el rostro totalmente cubierto de sangre. Pareció esto un anticipo de males augurios, y como medida, casi obligatoria, se dio por terminado el match. Fue esa la primera piedra en la sucesión de desafueros que matizaron la reunión», describe la crónica del diario LA NACION del día posterior.

Boca ganaba 2 a 1 cuando el partido preliminar debió ser suspendido media hora antes del final. cuando River abandonó el campo de juego luego de una pelea en la que participaron jugadores de ambos equipos.

Las cerca de 50.000 personas que coparon el viejo estadio de Boca estaban enardecidas, lo que provocó que los equipos de primera salieran a la cancha y empezaran el clásico antes del horario previsto, ya que, según las crónicas, los más enfervorizados «intentaron incendiar las tribunas».

Ya en el partido principal, River se puso rápido en ventaja. Carlos Peucelle abrió el marcador cuando recién se jugaban 16 minutos. Así lo contaban las páginas de LA NACION de entonces, con palabras y frases de la época: «Del rechazo de Fosatti, Vargas intentó avanzar, pero fue despojado por Bonelli. El half adelantóse por el medio del field y luego de sortear a cuatro adversarios hizo un pase a la derecha, que Marassi no logró alcanzar: Peucelle, más afortunado, despidió un fortísimo tiro que cristalizó el goal, al cumplirse el primer cuarto de hora».

De allí en más, Boca creció en su juego y, según las crónicas, el empate era cuestión de tiempo. A los 28 minutos, Francisco Varallo fue derribado en el área y el árbitro Enrique Escola no dudó en cobrar penal.

Si bien la crónica dice que la sanción fue cobrada «con toda justicia», los jugadores de River no lo entendieron así y reclamaron. «La misma actitud de unos minutos antes, esta vez aumentada por la magnitud del castigo, ofreció a los jugadores visitantes una nueva oportunidad de demostrar su falta de disciplina, y con ello del espíritu de que estaban poseídos, de discutir en todos los casos las sanciones del árbitro», reza el texto de entonces.

El remate de Pancho fue desviado por el arquero millonario Jorge Iribarren. En el rebote también ganó el 1, pero en el tercer intento, el goleador xeneize logró concretar el empate.

Esa situación provocó el reclamo de los jugadores de la banda roja, que primero pidieron offside y luego foul del 9 de Boca contra su arquero en el segundo rebote. Ante las quejas, el juez expulsó del campo a Bonelli, Lago y Benavides, y se refugió en el vestuario, acusando a los futbolistas que había echado «lo habían agredido a puntapiés»

Los tres jugadores de River se negaron a salir del campo de juego, y terminaron detenidos. De más está decir que el partido jamás continuó. Unos días más tarde, el Tribunal de Penas le dio el partido ganado a Boca por 1 a 0.

Ese superclásico, el primero del profesionalismo, fue durante 79 años el único suspendido de la historia, hasta que un diluvio frenara la edición del Clausura 2010, por la décima fecha.

Hasta la fecha, Boca y River disputaron 188 partidos por torneos locales en el profesionalismo, con 69 victorias para los xeneizes, 62 para los millonarios y 57 empates. Si a esta cifra se le incorporan las estadísticas del amateurismo, los amistosos y las copas internacionales, la cifra de partidos entre ambos se eleva a 336, con 124 victorias del club de la Ribera, 107 de la Banda Roja y 105 igualadades.

Hace 80 años, Boca y River se enfrentaban por primera vez en el profesionalismo. Hoy, con los de Núñez en el Nacional B, jugadores, dirigentes e hinchas de ambos clubes sueñan con volver a verse las caras lo más pronto posible.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.