Al ritmo de Messi, la Argentina tiene más de un pie en Brasil 2014

Argentina3_Venezuela0

Fue un entrenamiento a puertas abiertas. Sin faltarle el respeto a Venezuela, el trabajo de la selección argentina en la clara goleada por 3 a 0 en el Monumental tuvo todos los condimentos característicos de una práctica.

Se insiste, no es la idea faltarle el respeto a la Vinotinto, sino dejar en claro que a pesar de su clara evolución, lo que ha construido hasta aquí Alejandro Sabella, con un Messi que maneja la batuta cual director de orquesta, es para preocupar a cualquier adversario.

Porque así como es cierto que la zona defensiva aún sigue evidenciando falencias, lo que pasa del mediocampo hacia adelante es totalmente fuera de serie. Incluso, dando ventajas con las ausencias obligadas de Angel Di María y Sergio Agüero (Lavezzi y Montillo no estuvieron a la altura de las circunstancias). Los de arriba, cuando encuentran espacios, te liquidan.

La Argentina no podía quebrar el esquema defensivo venezolano. Hasta que a los 28´ de la primera mitad, pim pam pum. La Pulga Messi dejó mano a mano a Higuaín con el arquero, y el Pipita no falló. Y si el 1 a 0 abrió el partido, el 2 a 0 (Lionel de penal, poco antes del entretiempo) terminó por sellar el destino del encuentro.

La segunda parte fue un verdadero monólogo, en donde los hinchas se divirtieron al ritmo del “Oooleee”, soñaron con una consagración olímpica en Brasil (“Que de la mano, de Lio Messi, todos la vuelta vamos a dar” y el clásico “Volveremos Volveremos, volveremos otra vez, volveremo´ a ser campeones, como en el ´86”), y hasta se mofaron del rival con el hiriente “Hay que saltar, hay que saltar, el que no salta, no va al Mundial”.

A diferencia de lo que ocurrió en el partido de ida en Puerto La Cruz, hace ya un año y medio, este encuentro pareció un trámite, y le permitió al conjunto albiceleste continuar como el cómodo líder de las Eliminatorias Sudamericanas. Y lo más importante: aún es un equipo que continúa creciendo. A poco más de un año del Mundial, todavía no llegó a su techo.

Ganó bien la Argentina. Con holgura y merecimiento. Y aunque a veces la defensa no ofrezca garantías, siempre da la sensación de que hará al menos un gol más que su rival.

Y de eso se trata el fútbol, ¿no?

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.