Buenos Muchachos

Patoteros por todos lados. De la UOCRA, de los Camioneros, de las 62 Organizaciones… Todos tirando tiros, piedras, botellas, palazos. ¿El Estado? ¡Bien, gracias!

¿Como puede ser que el Estado se borre de la organización de un acto meramente político (hecho sin contemplar la voluntad de Marta Holgado, quien hasta que no se demuestre lo contrario podria ser la hija de Perón)? ¿Cómo puede el Estado delegar en organizaciones privadas (en este caso los sindicatos) la seguridad de un evento «popular»?

Como si el tiempo se hubiera encargado de enmarcar la ironía, simultaneamente a los gravisimos incidentes que ocurrían en las inmediaciones de la Quinta de San Vicente, Cafiero hablaba en su discurso del amor de Perón a las plantas, los árboles…. LOS ANIMALES. Los animales, claro está, carecen de la malicia, patoterismo, y demás artimanias que esgrimieron ayer los sindicalistas y «compañeros» peronistas argentinos.

Y encima hoy amanecí escuchando al dirigente de la UOCRA Capital, de quien la memoria me hizo el enorme favor de no permitirme acordarme el nombre, diciendo que la culpa era sólo de Moyano, por querer que sólo los Camioneros estén cerca del «General», y que si bien hubo peleas, «el periodismo está agrandando todo». Madre mía.

¿Después le pedimos al fútbol que dé el ejemplo? ¿Por qué nadie habla de prohibir o suspender los actos politicos partidarios, piquetes, etc…, ya que en cada uno de ellos se registran episodios de violencia? Ah no, el manifestarse es un derecho constitucional. ¿Pero como lo utilizamos ese derecho?

Como siempre, hay más interrogantes que certezas, como todo lo que pasa en nuestro hermoso, bendito y tan vapuleado (por nosotros mismos, claro está) país.

Lo unico que estoy seguro, es que la politica oficial de «revivir» los oscuros años 70 (de manera parcial, para colmo) está dando sus frutos podridos, como toda la manga de sindicalistas gordinflones (léanse TODOS) que tienen más poder del tolerable.

Andrés VQS

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Un comentario en “Buenos Muchachos

  • el 18 octubre, 2006 a las 16:15
    Permalink

    Pero muchachos, me extraña… ¡Son peronistas! De que se sorprenden… de Cafiero (la veleta) como orador haciendo la arenga… de los peronistas matandose por un cuerpo flanoso (flanoso porque el mismo Péculo de cochería Paraná dijo que el cadáver estaba gomoso -Péculo que antes fue menemista-). De la nada aparece un ballenato tirando tiros a sus compañeros de filosofía peronista. Y Perón, pobre Perón, tratando de descansar un poco en paz. Y la TV mostrando las imágenes y una mujer llorando porque «era una fiesta» y las 62 cantarelas y la marchita y se robaban los trajes del general y los cubiertos, y rompían el auto regalo de la Fiat, y Moyano hablando en el palco sin saber que el que tiraba era el chofer de su hijo… y Perón Perón cuánto poco vales y… y… y… y por que no dejamos a los muertos tranquilos, y por qué no nos damos cuenta que la historia se repite, la historieta peronista, y ¿esto no lo vimos hace 30 años?

    Salgo de mi casa, la última imagen que veo es la de un simpatizante de Perón rodando por la autopista cuando quiere subir a la cureña y el resbalón… Me tomo el 86 y después de 45 minutos llego a mi trabajo y me preguntan… «te enteraste» y yo me pregunto si a lo mejor se estrelló algún nuevo avión… y me dicen que ponga la tele… y ahí está el circo de las acusaciones cruzadas.

    Triste, solitario y final descanso para el general.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.