El balance del Apertura 2010


Si bien aún resta un partido para que termine oficialmente el Apertura 2010 que ya consagró a Estudiantes de La Plata como un justo campeón, la hora del balance y el análisis se hace un necesario espacio.

A primera vista, surge un dato revelador: aquellos equipos que no entraron en la vorágine resultadista y confiaron en el proyecto de su entrenador, fueron los que lograron los mejores resultados. De hecho, de los primeros nueve lugares, siete lo ocupan Estudiantes, Vélez, Arsenal, Godoy Cruz, Racing, All Boys y Newell´s, que respetaron los contratos de Sabella, Gareca, Alfaro, Asad, Russo, Romero y Sensini, respectivamente. Los «colados» son River (que terminó cuarto pese a reemplazar a Cappa por Juan José López) y Lanús (séptimo tras el cambio de Schurrer por Zubeldía).

Por el contrario, en las cinco últimas posiciones se ubican 4 de los 9 equipos que cambiaron de timonel en la mitad del océano. Son, de abajo hacia arriba: Independiente (Garnero / Mohamed, un partido menos), Gimnasia (Cocca / Morant), Huracán (Rivoira / Brindisi) y Quilmes (Tocalli / Madelón). Olimpo resulta ser el «infiltrado» con su puesto 17 a pesar de mantener a Omar De Felippe en el banco).

La excepción a la regla fueron San Lorenzo, Tigre y Banfield, quienes a pesar de confiar en sus entrenadores (Díaz , Caruso y Falcioni), ocuparon los puestos 13º al 15º, exhibiendo un nivel bajo de juego y escaso de puntos. Por ejemplo, el campeón Estudiantes sumó una unidad más que el Ciclón y el Taladro juntos (45 contra 24 más 20).

En el medio se entremezcla el premio a Troglio (y a quienes lo bancaron en su flojo arranque) al frente de Argentinos, que tuvo un buen cierre de torneo, el meritorio décimo puesto de Colón, aunque cambió de DT a mitad de camino (Gamboa por Mohamed), pero igual mantuvo su buen nivel, más allá de algún que otro partido desechable, y la olvidable campaña de Boca (25 puntos, 8 derrotas, 20 goles a favor y en contra), que tampoco se ve reflejada en la tabla. Terminó undécimo y a apenas seis puntos del cuarto puesto, algo que invita a debatir acerca del nivel del fútbol argentino actual.

El cuarto puesto de River no se condice con lo que el equipo ha expresado en el campo de juego. Salvo escasas excepciones (vs. Godoy Cruz o vs. Boca), el nivel de juego del Millo ha sido pobre, y en varias ocasiones le rezó a San Carrizo, que fue, probablemente, una de las incorporaciones más determinantes de los 20 equipos de primera. El partido ante All Boys en Floresta fue de lo peor del año. Sin embargo, la cosecha de puntos con Juan José López fue notable (16 de los 21 posibles), incluído el debut triunfal en el superclásico. El equipo arrancará 2011 fuera de la zona de descenso y de la promoción, aunque deberá estar alerta a lo que hagan, sobre todo, los recién ascendidos.

Tampoco esquiva el rótulo de fracaso el torneo de San Lorenzo. El retorno de Ramón Díaz al Ciclón comenzó con bombos y platillos, y con una conferencia de prensa plagada de halagos y agradecimientos tardíos para el Pelado por lo hecho en 2007 y 2008. Pero malos resultados y chispazos entre el entrenador y algunos integrantes del plantel terminaron alejando anticipadamente al equipo de la lucha por el título.

Lanús, de buen promedio en los últimos tres años, es un caso aparte. El cambio de técnico no fue una consecuencia de ciertos malos resultados, sino más bien de una búsqueda de nuevos horizontes de parte de Luis Zubeldía. Los dirigentes granates demostraron nuevamente su inteligencia: además de jugadores, en el Sur se preocupan por formar entrenadores de la entraña del club. Por eso, la transición a Gabriel Schurrer casi no se notó, y por eso el séptimo lugar, a cuatro del podio, está bien.

Por último aparece Quilmes, el equipo que reventó el mercado de invierno con 15 incorporaciones, además del técnico Hugo Tocalli y tardó 14 fechas en sumar de a tres. Pero para la fecha 14, el ex ayudante de campo de José Pekerman ya no estaba para disfrutarla: había sido reemplazado por Leonardo Madelón en la jornada 11. Sólo cosechó 19 puntos, aunque los 9 puntos cosechados de los últimos 12 posibles le permite a los hinchas cerveceros soñar con mantener la categoría a mitad de 2011.

Publicada en canchallena.com

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Un comentario en “El balance del Apertura 2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.