Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

6 comentarios en “El diario de Dame Pelota

  • el 17 octubre, 2007 a las 22:19
    Permalink

    che «beto»

    tu frase: «Estos deportistas metrosexuales me tienen harto!» me desconó de risa

    descontracturemos el deporte!!

    hablemos de politica!!!!

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2007 a las 23:14
    Permalink

    esta todo bien,pero roman +10?????????????????????????

    vamos esa no se la cree nadie,aflojen con el arlequinismo.
    el partido fue horroroso,argentina jugo mal, chile no jugo bien.

    depender de dos bochazos de pelota parada es hacer un buen partido????

    cuando estos señores le ganen a alguna seleccion importante ,jugando bien ,alli la cosacambia,pero mientras tanto es un mamarracho esta seleccion,con el vago de tecnicoa la cabeza.

    el unico que pone las bolas siempre es mascherano.

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2007 a las 16:29
    Permalink

    Es que el punto de referencia de cualquier deportista argentino en competencia de alto rendimiento es, inevitablemente, el fútbol. Por historia y resultados. Para bien y para mal, aunque les pese a los primos de la ovalada (cuyo máximo ídolo, el amigo Porta, era un rugbier con clara mentalidad de futbolista, de allí su eficacia e inteligencia estratégica, que en parte persiste en algunos de ellos, como Hernández, que si no me equivoco, hasta es pariente de Patricio). Esta vez estuvieron en el candelero, no tanto por el buen juego y buena suerte de los muchachos, sino porque ganaron. Lo importante no es competir, sino ganar, y si no se puede, empatar, y de última perder uno a cero, pero dentro de ciertos límites impuestos por el reglamento y la ética. Eso incluye saber perder. Son más los deportistas, ultraprofesionalizados o no, que respetan las reglas y saben perder, aun en sitios como nuestro querido país, que los periodistas que incitan a hacer lo propio. Lo que no les impide aprovechar el buen momento de cualquier deporte para hacer extrapolaciones de la conducta de un grupo de deportistas y su imagen al colectivo nacional. Así, cosas como cierta tapa de la lamentable revista «Noticias» tienen el mismo sentido de «ganadores ejemplo para la juventud» etcetera que las notas triunfalistas de fóbal que hemos sufrido en otros tiempos.
    El desafío de los rugbiers será, de ahora en más, ser capaces de lograr algo como lo del básquet, es decir, sostener los rendimientos de la representación internacional no en esfuerzos heroicos individuales sino en una competencia interna seria y bien organizada. No hay, en el deporte de alta competencia, partidos por los porotos entre «Barcelona F.C. vs. Deportivo Sacachispas» o entre los All Blacks y Los Matreros. Cada uno juega en su nivel de competencia, el que esté en condiciones de sostener con sus recursos, y hay que decidirse y bancarse las consecuencias, que la ética deportiva está también para eso. Como hicieron los hoy despreciados primos del fútbol en 1931 (historia similar a esta del rugby, por razones semejantes, oligarquía de dirigentes vs. jugadores semiprofesionales, y que nunca se recuerda lo suficiente, o se ignora cómo fue).

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2007 a las 15:26
    Permalink

    Comentario sobre la foto de Pichot.

    Se pueden dejar de llorar como los trolos del futbol???????????????????????? Ya se que se quieren popularizar, pero dejen la pavada!

    No se les murio algun ser querido, nomas perdieron un partido en algun deporte!!!!

    Estos deportistas metrosexuales me tienen harto!

    Perdonen, pero me queria descargar.

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2007 a las 14:29
    Permalink

    Muy buena incorporación de otros deportes… al menos mientras incluyas «deportes» y no, por ejemplo, automovilismo (no quiero entrar en polémicas gratuitas, pero ahi es más una cuestión técnica que deportiva).

    Con respecto a los Pumas, el mérito es enorme y la manera de contagiar a la patria futbolera es digna de destacar.

    Lo de Messi… bueno, a mi en particular me parece que tiene actitudes «europeas». Tiene explosividad e inventiva individual, pero le falta juego en equipo, camaradería y SANGRE! Que no grite los goles de su selección, que no festeje con sus compañeros, teniendo 20 AÑOS!! es, cuanto menos, triste…

    Pero bueno, aunque pensaba que lo de Román podía ser un «capricho» de Basile injustificado, debo admitir que nos puso la tapa… o mejor dicho: SE PUSO EN «LA TAPA».

    Saludos!

    Santo
    http://www.manosdeperon.com.ar

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2007 a las 12:14
    Permalink

    Ojalá que con el correr de los partidos Basile encuentre el funcionamiento del equipo, y que al choque con Brasil lleguemos mejor armados que a la final de la Copa América.
    Respecto a Messi, me parece que no es para cargar tanto las tintas. Reconozco que al tratarse de un juego de equipo, y siendo su imagen tan atrayente, también me jode que el pibe se haga gil a la hora de abrazar a quienes hacen los goles. Pero por el momento sugiero que le bajemos un cambio al asunto, antes de que sea demasiado tarde, y todo este tema sea alimento para las bestias como Don Niembra o la Colorada «Canosa» Liberman.

    Saludos!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.