Estudiantes descuidó a Calderón

A Estudiantes, que le gusta definirse como una gran familia por los fuertes valores que comparte y la identidad que construyó a lo largo de varias décadas, debe caerle como una patada al hígado que José Luis Calderón haya rectificado su decisión de retirarse para aceptar la propuesta de Argentinos. La situación exime de cargos o reproches al delantero y deja malparado al club platense. Lo expone en el descuido y la desaprensión con que manejó su relación con alguien que era algo más que un integrante del plantel. Era un símbolo del club, un ejemplo de compromiso y profesionalismo. Un patrimonio humano que escasea en la actualidad del fútbol, en el que los lazos entre los jugadores y los clubes son cada vez más fugaces y sujetos a conveniencias económicas. El vínculo de Calderón con Estudiantes iba más allá, había una conexión sentimental sin la cual el fútbol no tendría sentido y sería más desalmado de lo que ya es.

Como se recordará, Calderón, que en octubre cumplió 39 años, decidió abandonar cuando se enteró de que no estaba incluido en el plantel de 23 jugadores que fue al Mundial de Clubes. La medida que le comunicó Sabella fue más sorpresiva que la que tomó el delantero. Calderón ya venía jugando poco (seis partidos, ninguno completo, en el último Apertura), pero entendía perfectamente su papel complementario dentro de un equipo consolidado. Respetó el criterio del técnico y nunca exigió más oportunidades que las que le daban. Es más, siguió en actividad el segundo semestre de 2009 porque se lo pidieron en el club, ya que su idea original era colgar los botines con la obtención de la Copa Libertadores.

Llama la atención la falta de consideración que mostró Estudiantes, que justamente se jacta de ser una escuela de vida que crea pertenencia, no sólo con los se criaron ahí, como es el caso de Calderón (debutó en primera en 1992), sino con los que fue adoptando desde otros destinos. El jugador que se formó en Estudiantes y luego se va, siempre sueña con volver. Y los que llegan de otros equipos quedan atrapados por la cultura y mística pincharrata. Les sucedió a Sabella, Andújar, Braña, Desábato, por citar los nombres más presentes.

Con Calderón fallaron los dirigentes, Sabella y Verón, el paradigma actual de lo que significa «ser de Estudiantes». Cuando Calderón se fue por la puerta de atrás, tuvo la nobleza de no ventilar públicamente su malestar para que el equipo se desenfocara del Mundial de Clubes. Luego, el destino castigó a Estudiantes al dejarlo sin varios hombres de ataque (Salgueiro, Sosa, Morales Neumann, Carrusca) por diferentes razones. Si Calderón alarga su carrera unos meses más en Argentinos es porque en Estudiantes no tuvo la despedida que se merecía.

Por Claudio Mauri, para La Nación

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

6 comentarios en “Estudiantes descuidó a Calderón

  • el 8 enero, 2010 a las 8:47
    Permalink

    Me parece que puedo leer cierta sorna en el tono de que Estudiantes se jacta de ser una familia.

    Digo sorna porque, efectivamente, Estudiantes es una familia.

    Creo, que deberías haber conseguido mas información de como se desarrollaron los hechos.

    La gente de Estudiantes siguió cantando …Calderón, Calderón, Calderooooooon…» cada vez que entraba a la cancha (como suplente), despues del reconocimiento a la Bruja; siempre fue el segundo referente pincha (en estos momentos de la historia de la FAMILIA DE ESTUDIANTES), que entraba a la cancha.

    La continuidad del contrato de Calderón luego de la Copa Libertadores, no estaba dirigido a que el jugador fuera el sostén del ataque de Estudiantes. Tenía reservado para este momento de la carrera de Calderón otro lugar, otra orientación para que en el futuro pudiera seguir siendo parte del fútbol profesional de la FAMILIA ESTUDIANTES, con el objetivo de concluir en la dirección de esos futuros planteles de fútbol profesional.

    Pero, como en toda familia, a veces alguno cree que debe tener mas protagonismo que el que se puede tener en determinados momentos, y el protagonismo que se le requería a Calderón no pasaba por hacer goles en todos los partidos que jugaba Estudiantes. Y esos afanes de protagonismo, llevan a tomar decisiones equivocadas, alejándose del grupo y no estando a disposición cuando se lo necesitaba (Calderón hubiese sido importante en Abu Dhabi y puso mas en evidencia su equivocación).

    Nadie le va a quitar toda la trayectoria en el Pincha a Calderón, pero esta vez se equivocó feo.

    Lástima, la familia lo necesitaba.

    Respuesta
  • el 7 enero, 2010 a las 17:26
    Permalink

    Gracias Caldera, gracias Palermo, Gracias Galetti, Gracias Romeo, Gracias Pavone, Gracias Piatti, Gracias Farías… (y la lista sigue…)
    EN FIN:

    ¡¡Gracias interminable cantera Pincharrata de goleadores!!

    Gracias CALDERA POR HABER GANADO Tanto en Estudiantes (2006, Libertadores 2009) y con Arsenal (Sudamericana)… etc…!
    Un grande.

    Respuesta
  • el 7 enero, 2010 a las 10:32
    Permalink

    Grande Caldera, un exelente estado fisico y un exelente profesional, lastima que nunca ganaste nada!!, sin dudas Palermo opacó a todo delantero que haya jugado desde el 97 a la fecha.

    Respuesta
  • el 6 enero, 2010 a las 14:12
    Permalink

    Coincido con Lisandro. Caldera ( a quien hubiese querido despedir en cancha con la camiseta del pincha ) se equivoco como lo hizo con Bielsa. Y además lo tendencioso de decir que Estudiantes se jacta de ser una escuela de vida y desprestigiarlo por un error, es como decir que «La Nación será una tribuna de doctrina» y por esta nota solo se convirtió en una tribuna

    Respuesta
  • el 6 enero, 2010 a las 11:53
    Permalink

    Gracias por todo, Caldera; sos un grande y los pinchas te deseamos suerte vayas donde vayas.
    Pero no estoy de acuerdo con la nota, que además demuestra serio desconocimiento de los hechos.
    Estudiantes no lo descuidó a Calderón. Sabella le avisó que estaba entre los 23 para el Mundial de Clubes, pero que no sería titular. Él, ahora, tomó la misma decisión que en 2007, cuando se fue a Arsenal después de que Simeone se decidiera por la dupla «Pavone – Piatti».
    Tampoco se entiende la declaración de diciembre: «debí haberme retirado hace 6 meses, Campeón de América, me arrepiento de haberme dejado convencer».
    Ahora, firma para Argentinos y denota contradicción (sigue jugando).
    Es entendible, un grande como él quiere seguir jugando, quiere ser titular y tiene todo el derecho; pero no es justo que se sugiera maltrato por parte de Estudiantes o del Sr. Sabella. Tanto Sabella como Estudiantes cuentan con Boselli (goleador de América) y Calderón no hubiese sido titular. ES DECIR: CALDERON TIENE TODO EL DERECHO Y ESTUDIANTES TAMBIÉN. DONDE NO HAY CONFLICTO, ES MEJOR NO INVENTARLO.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.