Juan Carlos Zabala


Juan Carlos Zabala nació en Rosario, en 1912, pero vivía en la colonia de Marcos Paz. Fue Alberto Stirling, su profesor, quien inició a Zabala en las pruebas de atletismo. Un análisis técnico le permitió advertir que el jovencito, de 15 años, poseía aptitudes para destacarse. El ojo clínico del experto había acertado. A pesar de que «Zabalita» ya había incursionado en deportes como la natación, el fútbol y el baloncesto.

En la Colonia había otro muchacho que también practicaba atletismo y pronto se estableció una gran rivalidad entre ambos, con discusiones frecuentes incluídas. José Amatuzzo, máximo responsable del establecimiento, puso fin a esos problemas cuando propuso un desafío en la pista. A pesar de no llegar a ese enfrentamiento como el gran favorito, Zabala fue el que se adjudicó la victoria.

El 14 de marzo de 1928, «Zabalita» corrió en primera categoría. Salió segundo en la prueba de 3.000 metros. Fue a partir de ese día que tomó definitivamente en serio el atletismo, porque hasta antes no se había mostrado muy entusiasmado con ese deporte, al punto tal que su profesor tuvo que presionarlo en más de una vez para hacerlo correr.

Al terminar el Campeonato Latinoamericano de 1931, el argentino decidió ir a los Juegos Olímpicos de Los Angeles, que se iban a disputar al año siguiente. Y cuando regresó de una gira realizada por Europa anunció una premonición: «Voy a ganar el maratón olímpico», anunció. Y así fue.

Con sólo 1,52 metros de altura y apenas 52 kilos, en los Juegos Olímpicos de Los Angeles ´32, «El Ñandú Criollo» llegó en la primera colocación a la línea de legada y se llevó la medalla de oro, con record mundial incluído (2h31m36s) . Pero ésta no fue una carrera ganada a fuerza de corazón, sino que el triunfo de Zabala fue una consecuencia de un despliegue asombroso de cálculo, inteligencia y confianza en sus propios recursos.

En aquel agosto de 1932, Juan Carlos Zabala tocó el cielo con las manos, luego de superar a rivales de gran calidad (a pesar de la decalificación del gran favorito Paavo Nurmi). A 4 kilómetros de la línea de llegada, se escapó para terminar aventajando en 20 segundos a Samuel Ferris de Gran Bretaña, y consiguió un éxito que fue catalogado de «hazaña inolvidable para el deporte argentino y mundial».

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.