¿La alegría será brasileña?

«Todos saben para dónde va Robben, es previsible, ¡pero igual mete el gol!», dice Patrick en la terraza especialmente acondicionada para ver el partido en el trabajo. Una chopera, gaseosas, vino y jugos, además de bocaditos calientes, se reparten entre las mesas de la recepción donde cuelga una pantalla gigante. Afuera, otros dos televisores reproducen el partido de Holanda contra Eslovaquia. El clima está riquísimo. El termómetro acusa 28 °C.

Nuestra empresa no es la única que enfermó de fiebre mundialista. Según una encuesta de la Oficina Central de Estadísticas ver este partido en horas de trabajo le cuesta al país 130 millones de euros.

El encuentro se sella con un 2 a 1 y Holanda pasa a cuartos de final. El seleccionado no decepcionó a los empleados que gritamos los goles de Robben y Wesley Sneijder y nos resignamos al penal con el que descontó el eslovaco Robert Vittek.

Sin ánimo de malograr la fiesta pienso sin embargo que como todo en Holanda la alegría es pasajera. El sol dura poco y si el equipo de Bert van Marwijk juega como lo hizo hoy en Durban se las verá difícil en los cuartos de final contra Brasil.

Arjen Robben asegura que “el juego perfecto está por llegar”. Si Holanda quiere hacerle frente al seleccionado de Dunga, dice, “hay que jugar mejor que hoy”.

Van Marwijn no baja la guardia: “Estamos acá por el título mundial, esa ambición como equipo de alto nivel no puedes ocultarla”.

Ojalá que tengan razón y que las plateas no se vacíen de camisetas naranjas. Ojalá que la alegría sea holandesa. Al menos por un rato. Hasta que se imponga la albiceleste.


Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Un comentario sobre “¿La alegría será brasileña?

  • el 29 junio, 2010 a las 10:07
    Permalink

    Mi estimado Pintamalli, aca en Venezuela la gente tambien está enferma de mundial y eso es decir mucho pues aunque nuestra seleccion vinotinto no clasifico a la fiesta mundial, los venezolanos salen a la calle con las remeras de Argentina, Brasil, Alemania, Italia, España y Portugal (estas tres últimas las colonias mas fuertes en mi pais).

    Con decirte que el presidente Chavez, acostumbrado a hacer cadenas diarias, a cambiado el horario de transmision para no interrumpir el futbol.

    Y es que el futbol es pasión, es una fiesta, y como dice la cancion la mas justa de las batallas… y en el caso de Venezuela yo diria que hasta un espacio para reconcialiacion en este pais que a estado tan polarizado últimamente.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.