¿Pasión o idiotez?


No recuerdo como fue que llegó esta página web a mi mail, pero sí recuerdo que me sorprendió.

Aún no me queda claro si es amor a la camiseta, pasión, fundamentalismo, idiotez o carencia de masa encefálica.

Por eso, necesito con suma urgencia sus opiniones, porque la verdad que tatuarse la camiseta de Boca en la piel (más precisamente la del Melli Guillermo) suena a, al menos, descabellado.

Antes de postear esto le pregunté a dos personas qué pensaban sobre este muchacho y las respuestas fueron muy diferentes.
A: «Es un fenómeno»
B: «Es un enfermo hijo de puta»

Encima el flaco confiesa que estuvo tres días sin dormir por el dolor de las agujas…

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

3 comentarios en “¿Pasión o idiotez?

  • el 9 octubre, 2006 a las 10:03
    Permalink

    Creo que no hay duda. Si es cierto que se hizo eso, le faltan mas de dos neuronas…

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2006 a las 9:57
    Permalink

    Es notable.
    Existen diferentes miradas sobre el tribalismo.
    La necesidad de estar incluido,o al mismo tiempo,de estar fuera de la norma.
    Marcarse la piel,incorporar el sìmbolo a la identidad,darse un nombre o un sentido en forma perpetua.o formar parte de un discurso ideal que confirme a lo que no lo tienen como «extraños»,amen de incorporar al dolor como elemento constitutivo de esa experiencia,y la confirmaciòn de nuestro pasado cultural que està repleto de estas manifestaciones sociològicas,me permiten suponer que todos estamos en condiciones de ser poseedores de algo asi.
    Solo falta encontrar que.
    el como,y donde.
    Lo demàs es cultura humana en estado puro.
    Si està mal?
    Esa es otra discusiòn.

    marcelo camisay
    http://vt-suena-mal.blogspot.com/
    mail:mcamisay@fibertel.com.ar

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2006 a las 4:53
    Permalink

    Yo hace como un mes escribí esto (que es insoportablemente largo) en mi blog. Ya ni recuerdo de si estoy de acuerdo (v la r) conmigo mismo:

    http://desordenar.blogspot.com/2006/08/yo-rivas-o-el-fanatismo-el-burro.html

    Me acuerdo que cuando lo vi, no pude parar de pensar en eso y se lo mostré a medio mundo. Todos decían «qué boludo», pero para mí no es tan sencillo el tema del fanatismo.

    Tiempo después, viendo los videos de su blog una y otra vez, me quedé con la sensación de que el supuesto tatuaje es body painting. Creo que sólo se tatuó el escudo.

    Solamente en la parte del escudo la cámara se acerca lo suficiente para ver el trabajo de la aguja. En el resto del cuerpo nunca se ve con claridad.

    En un momento la cámara se acerca y el tatuador lo pincha y el pibe este pega un saltito de dolor, cosa bastante improbable si te estuvieron pinchando durante días. Tampoco se le ve ningún tipo de marca en la piel, ni nada. Tengo entendido que hay un tiempo de cicatrización y etc.

    Sea que es verdadero o no, el tema del fanatismo por el fútbol da para largo.

    Perdón por el largo (lo hice otra vez).

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.