Passarella, nuevo presidente de River

Jugador, técnico y ahora presidente. Passarella
siempre defendió los colores de su amado River.

«Le ganamos al imperio, podría decirse. Le ganamos a D´Onofrio, a Aguilar, a Israel, a Werthein (Gerardo, presidente del Comité Olímpico Argentino y empresario que apoyó económicamente a D´Onofrio), a c5n, a Infobae, a Aguilar, a América 2».

Durante toda la campaña política, Passarella debió soportar patéticas agresiones contra su persona. Como no podían acusarlo de otra cosa, el mayor insulto fue imponer la idea de que «es hincha de Boca». Si ese es el único «delito» del Káiser…

Lo cierto es que el ex futbolista y DT de River ganó las elecciones desde un primer momento. Según la Inspección General de Justicia, en el primer escrutinio sacó dos votos de ventaja, mientras que después del recuento, la diferencia terminó siendo de 6, un número más que significativo para el gran Capitán.

Resulta patético y bochornoso lo realizado por el oficialismo riverplatense que conduce desde hace 8 años José María Aguilar. Porque mientras Passarella demostraba con el documento de la IGJ que había ganado, los «resultados oficiales» hablaban de un triunfo de D´Onofrio por dos votos.

Pero no debería extrañar: es el final más lógico a una conducción lamentable, en la cual el Millo batió récords negativos casi inigualables, al punto de dejar al club, de cara a la temporada 2010/2011 en una situación muy comprometida con el descenso, una palabra infrecuente en el diccionario riverplatense.

Se abre una puerta interesante de cara al futuro del club de Núñez y de todos los clubes argentinos: La posibilidad de que el Káiser erradique a la barra brava del club, algo que ya había hecho cuando era técnico en el período 1990-1994, permite soñar con comenzar a extirpar este cancer de nuestro fútbol.

Por el otro, el hecho de que los futbolistas comienzan a ponerse los pantalones largos y se meten en la política de sus clubes. Ya lo hace Babington en Huracán, ahora el Káiser, y Juan Sebastián Verón se encamina a practicar lo mismo en Estudiantes, en un claro hecho de cómo copiar los buenos ejemplos europeos, donde los alemanes Franz Beckenbauer y Karl Heinz Rummenigge mueven los hilos del Bayern Munich, y el francés Michel Platini es el presidente de la UEFA.

Es imposible analizar ahora si la presidencia de Daniel Passarella será o no una buena gestión. Pero gracias a él, José María Aguilar, Mario Israel y toda su gente tendrán que hacer las valijas y dejar, en ruinas, la institución de Núñez.

El ahora ex titular del Millo no debería estar tan triste, ya que gracias a su amistad con Julio Grondona, seguirá ligado a la FIFA, en donde ocupa un rol más que importante, en el Departamento de Legales…

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

8 comentarios en “Passarella, nuevo presidente de River

  • el 8 diciembre, 2009 a las 16:59
    Permalink

    holasoy heri . y no m parese q sea la solucion passarella tenia q ganar el principe enzo y si vaa cambiar………………………………

    Respuesta
  • el 7 diciembre, 2009 a las 19:13
    Permalink

    A proposito al Bayern ultimamente le esta yendo como la mierda. Coincido que el ejemplo de Babington es malo.

    Saludos

    Respuesta
  • el 7 diciembre, 2009 a las 15:37
    Permalink

    El ejemplo de Babington no sé si fue el mejor. De a poco con sus actitudes está llevando a Huracán a un terreno complicado…

    Respuesta
  • el 7 diciembre, 2009 a las 14:17
    Permalink

    QUE SUERTE QUE GANO PASARELA AHORA EN MAS SALDREMOS ADELANTE SE ACABO LA DICTADURA DE AGUILAR QUE VENDIO MEDIO CLUB .

    Respuesta
  • el 7 diciembre, 2009 a las 14:11
    Permalink

    hola esscribe jorge del bolson fana de river gracias a dios asumira Pasarela x fin tendremos un presidente en serio aguante river .

    Respuesta
  • el 7 diciembre, 2009 a las 14:08
    Permalink

    Hey Pablo,

    No importa quien haya ganado la presidencia, no me gustaban ninguno de los dos candidatos, pero lo que quiero es que el que al final sea presidente logre que River vuelva a ser un club serio y fuerte.

    Respuesta
  • el 6 diciembre, 2009 a las 15:45
    Permalink

    Sobre Passarella, es cierto que su máximo insulto fue decir que era de Boca, pero él tildó de «oficialista» (mirá lo que son los insultos!!!) a D´Onofrio. Por otro lado, a él le aparecieron boletas truchas y durante la campaña a D´Onofrio le hackearon la página web. Fue una campañana muy sucia, sin dudas, y la verdad que a mí -sin ser de River-, Passarella como presidente me hace dudar. Tal vez mejore en lo futbolístico, no sé si tendrá cintura para todo lo demás, que no es joda.

    Saludos,

    KUN

    Respuesta
  • el 6 diciembre, 2009 a las 10:29
    Permalink

    ayer a la noche todos decian que habia ganado d´onofrio y al final parece que gano passarella. la conduccion de aguilar no es transparente ni para organizar una eleccion. es saludable que ex jugadores se involucren en la politica de sus clubes. habra que ver si a passarella le alcanza con sus conocimientos futbolisticos para llevar el club adelante

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.