Entre copas

Miles es un escritor divorciado que nunca consiguió publicar ni uno de sus libros. Tiene alrededor de 45 años, es un hombre tímido que tiene el autoestima por el piso y que sólo se siente a gusto cuando habla de vinos, su pasión. Por eso, le organiza a su amigo Jack una inusual despedida de soltero, visitando la mayor cantidad de viñedos posibles de la zona de California. En su recorrida, tanto Miles como Jack se enamoran de dos mujeres, lo cual les complica los planes iniciales.

Ever es futbolista. Con menos de 20 años (los cumple el 29 de junio) ya fue campeón del mundo sub-20 con la Selección Argentina, campeón de la Copa Libertadores de América con Boca y transferido al Valencia de España a cambio de 18 millones de Euros.

Tanto a Miles como a Ever les gusta el vino y las mujeres. Pero mientras Miles es un especialista en el tema, Ever pareciera no controlar su consumo y hace unos días en España dio positivo en un control de alcoholemia, y multado por manejar bajo los efectos del alcohol. Y mientras a Miles le cuesta concretar con el sexo opuesto, Ever no tiene problemas en masturbarse a través de una webcam.

Miles es un personaje ficticio, interpretado magistralmente por Paul Giamatti en la excelente película «Entre Copas» (Sideways, en su versión original).

Ever es Banega. Existe y forma parte de las nuevas promesas del fútbol argentino.

Sería bueno que alguien controle más a Banega para que sus excesos de juventud no se conviertan en un problema más grave, teniendo en cuenta que en Europa suelen ser bastante estrictos con los futbolistas poco profesionales, como es el caso del ex volante de Boca.

También es importante que la noticia del positivo de Banega trascienda, y no que se oculte como pasó hace poco más de 10 años con Ariel Ortega, cuando en el mismo equipo, Valencia, era castigado con la suplencia por el DT de ese entonces, Claudio Rainieri, por sus constantes actos de indisciplina y sus borracheras, mientras por estos pagos los medios criticaban al entrenador italiano y ocultaban el problema del Burrito, que lógicamente se convirtió en crónico e inmanejable.

De todas maneras, los europeos no suelen perdonar estas actitudes, y no sería raro que en breve el club le haga a Banega le hagan otro test sorpresivo, para saber si contrataron a un futbolista profesional o a un adolescente con ganas de joder. Si se confirma la opción B, Ever no tendrá mucho futuro en el exigente y super profesional fútbol europeo.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

7 comentarios en “Entre copas

  • el 6 marzo, 2008 a las 18:58
    Permalink

    Por favor no sean caretas!!! Con 2 porrones de cerveza el control da positivo. El chico estaba en un día libre, no tiene derecho a tomarse unas birras.
    Aparte el profesional también se ve adentro de la cancha. Alguien tiene algo que decir al respecto?
    Porque no dicen lo rapido que se adaptó en un equipo en crisis. Pero no mejor decir que se toma unas cervezas

    Respuesta
  • el 6 marzo, 2008 a las 0:35
    Permalink

    Ever peco por su juventud. Aca en argentina los jugadores salen y nadie se entera, a excepcion de cuando se produce un desman y haya personas involucradas que carezcan de fama o simplemente sufrieron algun daño por parte de los jugadores.
    Como ejemplo se puede citar lo que ocurrio hace unos años en un boliche de rosario que estuvieron involucrados ortega y un jugador mas que en este momento no recuerdo.

    Ever tiene que sentar cabeza y empezar a pensar como un profesional, ya que las exigencias del medio español no son las mismas que las de nuestro futbol. Eso sumado a que pagaron mucha plata por el, los antecedentes con su video y que es extranjero factores que motivan a criticarlo aun mas.

    Todos podemos ver en Banega a un crack que si hace las cosas bien puede hacer grandes cosas en Valencia y con la Seleccion. Ya demostro en Boca que puede jugar y en muy buena forma.

    Un saludo
    Agustin

    Respuesta
  • el 5 marzo, 2008 a las 17:15
    Permalink

    Habría que pensar primero en lo que se hace con esos chicos que tan jóvenes son inflados hasta la exasperación por los medios y los dirigentes para tener siempre carne fresca para vender. A Banega lo largaron al ruedo medio crudo, y así le va. Pobre pibe.

    Respuesta
  • el 5 marzo, 2008 a las 16:20
    Permalink

    ¿quién dijo que a Banega le gusta el vino?

    Respuesta
  • el 5 marzo, 2008 a las 14:26
    Permalink

    terrible lo de banega, me habian llegado comentarios de banega en su version de palero, pero de borracho no sabia.
    son los vicios de una adolescencia que cada vez de descarrila mas, y cada vez de mas chicos, empiezan a tomar y a fumar y a consumir drogas.
    lástima por el valencia que el costo 26 palos.

    un abrazo y visita circulo sports

    Respuesta
  • el 5 marzo, 2008 a las 13:11
    Permalink

    Tal vez tenga futuro en Chacarita o San Telmo…
    El mono vestido de seda, mono queda…

    Respuesta
  • el 5 marzo, 2008 a las 11:31
    Permalink

    Qué buena película!
    Y qué pelotudo este Banegas!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.