La noche en la que Chilavert se metió en la historia

Con el gran aporte de Luis Casabal en la búsqueda documental, y con la edición de Sebastián Rodeiro en el video, los invito a leer la nota conmemorativa de los 15 años que se cumplen hoy del gol de Chilavert a Burgos desde 60 metros.

La pelota, involuntaria testigo, pero fundamental protagonista, atraviesa el cielo en la noche de Liniers. Serán cerca de 60 metros de un vuelo constante, con un rápido ascenso y una contundente e inevitable caída.

Sin saberlo, esa pelota está entrando en la historia del fútbol argentino, aun sin pretenderlo ni habérselo propuesto. Pero esa noche tuvo suerte, y fue elegida para formar parte del partido entre Vélez y River, por la tercera fecha del torneo Clausura 1996 .

Los minutos pasaban mientras el árbitro Carlos Mastrángelo realizaba una correcta labor, en el que será su último partido como profesional. Ya tiene decidido su retiro del referato.

El partido es muy entretenido. Está 1 a 1, gracias a un golazo de palomita de Juan Gómez para los de Núñez y otro de cabeza de Fernando Pandolfi, tras una gran jugada de Bassedas por izquierda.

De pronto, a los 22 minutos del segundo tiempo, una irrelevante falta de Enzo Francescoli sobre el Pacha Raúl Cardozo en campo velezano, pero cerca del mediocampo, toma un enorme protagonismo.

Ocurre que alguien ha decidido colgarse para siempre en la historia del fútbol argentino, e intenta convertir un gol de tiro libre desde 60 metros. Es algo impensado. Cercano a lo imposible. Y aún más para un arquero. Pero eso no es lo que piensa José Luis Félix Chilavert, que corre desde el área hacia el balón, mientras pide a gritos que todos le despejen su camino a la gloria.

Francescoli se sorprende mientras ayuda a Cardozo a levantarse y Mastrángelo atina a agacharse a tiempo para que el pelotazo no le arranque la cabeza. Mientras, Germán Burgos retrocede e intentará evitar lo inevitable. El estadio se silencia. El tiempo se congela.

La pelota sigue su camino con destino de red. Ni siquiera el viento le hace frente al épico momento. Incluso, ni Dios se lo quiere perder, porque, según el propio Chila, es él quien «mete la mano en el momento justo para cambiarle el rumbo al balón, que iba al palo derecho de Burgos, pero termina entrando por el medio, casi tirado para la derecha.»

El festejo es alocado. El paraguayo no sabe qué hacer primero. Mira hacia sus hinchas, luego a sus compañeros, y finalmente decide salir corriendo solo, esquivando intentos de abrazos de sus compañeros, para terminar con una feliz zambullida al césped, cerca de los bancos de suplentes. Es su momento y decide celebrarlo solo.

«Burgos estaba mirando pajaritos «, dirá Chila después, para enseguida bajarle el tono a su frase y defender a su colega: «Sé que la gente y el periodismo le va a caer encima, pero lo que le pasó a él le puede ocurrir a cualquiera. El no fue el culpable de la derrota de River». Igual, poco después volvería a humillarlo en el estadio Monumental y le convertiría otro gol de tiro libre, en un Argentina-Paraguay, válido por las eliminatorias ´98.

El 3 a 2 final resulta anecdótico, aun cuando Crespo empatara dos minutos antes del pitazo y Herrera sentenciara la victoria velezana en el descuento.

Esa noche, hace hoy exactamente 15 años, Chilavert se robó todos los flashes.

Publicada en canchallena.com

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.