Los 10K de 212 Carolina Herrera: unos 0:55.59 muy especiales

“¡Vamos Pablo!”

El grito de aliento, realizado por dos compañeras de LN Corremos (el running team de La Nación) poco después de pasar los 8 kilómetros de carrera fue una inyección anímica fundamental, que sirvió para acelerar el paso y mejorar mi mejor tiempo en la distancia, al menos desde 2008.

Después de 20 años, vuelvo a formar parte de un running team. Por falta de tiempo y de dinero, me lo perdí. Pero la sensación es maravillosa. En mi grupo están los profes, Rodrigo y Coto, que sacan lo mejor de cada uno de nosotros, los que corremos, los que por ahora no se sienten preparados, los que llevan el mate, los que cocinan una torta para el post carrera y los que nos sacan fotos. Cada uno cumple su rol. Como un verdadero equipo. Y el compromiso de pertenecer es maravilloso.

Los representantes de LN Corremos, en los 10k de Carolina Herrera 2016
Los representantes de LN Corremos, en los 10k de Carolina Herrera 2016

La edición 2016 de los 10K organizados por 212 Carolina Herrera tuvo un condimento muy especial para mí. Por primera vez corrí con miedo. Y lo vencí. Una tendinitis en el tendón de Aquiles derecho me obligó a hacer reposo por dos semanas. Y tanto mi traumátólogo como mi kinesióloga me dijeron: “Cuidado. No hagas macanas porque te lo podés cortar”. Entonces, el miedo a lastimarme, a romperme o a tener que parar y no llegar se hizo presente. Para enfrentarlo y vencerlo.

El parate me hizo bien. La evolución de la lesión fue buena y allá fui: a probar cómo estaba todo. Grande fue mi sorpresa cuando no sólo no había dolor, sino que me sentía rápido, en un circuito que, a pesar del frío, me parece de los más lindos: el paseo de la Costa de Vicente López.

De repente, pasé de dudar en participar de la prueba a correr más rápido que en los ocho años anteriores. Los últimos 300 metros me di el lujo de acelerar todavía más, para bajar de los 56 minutos. Y lo logré por un segundo (0:59:59).

Tras la llegada y la incorporación de una nueva medalla a mi colección, la gran duda: ¿estará bien el tendón? Lo respondo 24 horas después: intacto. Mejor que nunca. Y feliz por haber estado a la altura del esfuerzo.

La cita aeróbica también sirvió de excusa para volver a correr con mi gran amigo Alejandro Balmore, a quien conozco, apenas, desde 1980.

Ahora, rumbo a nuevos desafíos.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.