Maradona (II): «Soy y seré villero toda la vida»

El ex jugador de fútbol y actual director técnico, Diego Armando Maradona, habló de su pasado en Fiorito, reivindicó la cultura villera y defendió a los barrios más humildes, en una entrevista realizada para la revista de cultura villera La Garganta Poderosa: “Soy y seré villero toda mi vida, porque nadie me va a sacar la villa de la cabeza, ni del corazón. Se lleva en el alma y eso no lo vamos a perder jamás, aunque lo intenten”.

“Pelusa” agregó que “estoy orgulloso de haberme desenvuelto como un villero en un mundo donde todo el día te quieren llevar por delante”. La Garganta Poderosa es la primera revista de cultura villera escrita, fotografiada, dirigida y financiada por vecinos de distintos barrios marginados de la Argentina. La Garganta es una cooperativa de trabajo de La Poderosa (www.lapoderosa.org.ar), una fuerza social de militantes anónimos y voluntarios, complementaria a las propuestas partidarias populares, que se construye desde las villas, buscando transformar la realidad, a través de la organización y la unión vecinal, con asambleas barriales, trabajo colectivo, actividades de educación popular y generación de cooperativas de trabajo, para actuar sobre las problemáticas de los barrios y caminar hacia una sociedad justa e igualitaria.

Maradona, que nació en Villa Fiorito el 30 de octubre de 1960, recordó sus orígenes: “Siempre viví en un barrio privado, privado de agua, de pan, de carne. Sin embargo, nada de lo que puedas conocer, ni la Torre Eiffel, ni el Vaticano, van a ser tan lindos como la casa donde viviste tu infancia. Para mí, en Fiorito, todo era libertad”. A su vez, criticó fuertemente la histórica ausencia del Estado en los barrios más humildes, porque “si me dicen que ahora ustedes a veces no tienen para comer un picadillo, me da la pauta de que nadie se encargó de lo que la gente necesita. Mi vieja, cuando era chico, me mandaba a comprar cincuenta guita de carne, que era para darle sabor a la comida nada más. Estamos igual. No dimos ni un paso adelante, lamentablemente. Y encima, por ahí, te gritan ‘¡villero puto!’. Andá a la concha de tu madre”.

El Diez aprovechó la oportunidad para enjuiciar a aquellos que estigmatizan a los barrios más humildes: “Si vos estás en la televisión y nunca entraste a una villa, cerrá el orto, porque no tenés ni idea. Y si le tenés que decir a tu hijo algo acerca de los villeros, vení y preguntame a mí cómo es la villa, a Carlitos Tevez, al ‘Kun’ Agüero, a ustedes (en referencia a los comunicadores poderosos), o a muchos que nos criamos ahí. Muchos giles hablan con facilidad de la 1-11-14, de la 21-24, de Zavaleta, y no entraron nunca en su puta vida. Pero claro, desde el control central es muy fácil decir cualquier cosa; total, ellos nunca van a entrar”. Y agregó: “En una villa hay gente que se levanta tempranísimo para ir a trabajar, que la rema, que pide prestado, pero nadie informa sobre la libreta de nuestras villas, en la que te anotan un kilo de pan y lo pagás cuando cobrás el sueldo, a fin de mes; ni cuando ponemos un sope cada uno y hacemos la colecta entre todos para pagar el funeral de nuestros familiares. ¿Alguien hizo un informe sobre eso? Yo no lo escuché en ningún lado, ni en C5N, ni en TN. Y esos son los que hablan de la villa, sin saber un carajo. Ellos quieren que nos matemos entre nosotros, para que les suba el rating”.

Asimismo, Maradona volvió a reivindicar la cultura villera en La Garganta: “Tenemos nuestros códigos, nuestra forma de hablar, nuestra música, nuestros dichos y costumbres que, por ahí, no las entienden. La gente buena que vive en las villas le da el equilibrio a esta sociedad, ante los que nos quieren llevar por delante, esos que se creen que por tener plata o poder, nos pueden comprar. En la villa, hay gente que no es comprable, que es laburadora y que quiere lo mejor para todos”. Y arremetió contra quienes subestiman a los villeros: “Uno se tiene que rebelar, como yo me he rebelado ante muchos, porque los villeros somos rebeldes; buenas personas, rebeldes. Es más, si no fuéramos buenos, este país estaría incendiado”.

El ex director técnico de la Selección argentina también abordó el complejo tema de las drogas, que tanto mal le hicieron, y dejó un mensaje, a través de los redactores y fotógrafos poderosos de la Villa 21, del espacio de situación de calles y de Zavaleta, para los pibes que están en situación de consumo: “No la prueben, o déjenla, porque la droga te mata. Yo la probé, me metí hasta el cuello, y por eso debí pagar el costo de sufrir mucho, por no disfrutar a mis hijas. La vida es más fuerte, te pase lo que te pase. Todos tenemos pálidas y la droga lo único que hace es nublarte; nada más. Por esa nube, uno puede terminar haciendo cualquier idiotez”. Asimismo, reconoció que “el principal problema con las drogas es que no hay un modelo de contención para los adictos, ya que estamos en un país donde la corrupción está a la orden del día, y todo el mundo picotea”. Y confesó que “hace ocho años que no me drogo y veo a mi nieto todos los días”.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.