Nike Human Race Buenos Aires 2009: Lejos de los tiempos, cerca de la gloria

nike10k_2009_previaLa postal 2009,  listos para correr una vez más. Atrás, la marea roja.

Me decidí a correr esta edición de los 10k de Nike cuando quedaban cinco minutos para la largada. Si bien estaba vestido para correrla desde mucho antes, mi doble tendinitis de rodilla me decía: «Largala, hace unos metros, cumplí y pegá la vuelta».

Pero la emoción general, las ganas colectivas, la mezcla de edades y estados físicos que sólo este tipo de eventos puede generar (la Maratón es más elitista porque ahí sí que hay que estar bien entrenado. Acá, en menor o mayor medida, cualquiera puede correrla), aportaron lo suyo.

Y entonces también me acordé de Maradona y su uña encarnada en el Mundial ´90, el mismo que con un pie se limpió a medio equipo de Brasil para dejar solo a Cani, que nos dio el pasaje a cuartos de final. Y también me vino a la mente la imagen de Martín Palermo, haciendo su gol 100 con los ligamentos cruzados rotos y volviendo una y otra vez de distintas adversidades. Y me dije: «Si estos tipos, en situaciones mucho más límite no bajaron los brazos, yo no puedo abandonar porque las tendinitis se pusieron de acuerdo en venir de a dos, o por una traicionera fascitis plantar.»

Y allá fui, a desafiar el nuevo trazado (sensacional) que nos llevó por los principales puntos de interés del centro porteño y también a descontrolar la habitual tranquilidad de Puerto Madero.

Las rodillas dijeron «pará un poco» en la subida de Belgrano, que fue dura. Pero la cabeza estaba motivadísima. Y el corazón ni les cuento. Para colmo, si faltaba algún otro aliciente, era la primera vez que corría ante los ojos de mi hijo Lucas y ante los de mis padres. A ellos tampoco les podía fallar con un abandono.

Hacía rato que una prueba atlética no me generaba tanta alegría. Me descubrí con una sonrisa gigante a la altura del Hilton, ya cuando quedaba menos de un kilómetro para la llegada, y en donde hay más caras de cansancio y esfuerzo final que de relajación. No podía creer haberlo logrado. Seguramente, también habrá influído el hecho de que me olvidé del tiempo, que sobrepasó por escándalo el logrado hace un año (1:07 contra los 0:50 de 2008).

El objetivo, ayer, era otro. Y lo cumplí.

nike10k_2009_llegadaAhí vamos, de izquierda a derecha, Lucas (remera celeste),
Mauro (de azul y sin medias), José y yo, con la rodillera azul.

En la parte de los habituales y necesarios agradecimientos tengo que nombrar a quienes me «metieron fichas» para correrla, y con quienes corrí los 10 kilómetros y crucé la línea de llegada a la par: José Morán (el que más «pinchó», acusándome de inventar las lesiones para no correr), Mauro Ardizzi (casi tan lesionado como yo, la corrió sin medias porque no pensaba hacer los 10k) y Lucas Zarlenga (que sueña con correr los 42k el año que viene , ayer volvió a correr tras una larga inactividad, y estaba casi más contento que yo).

Imposible no nombrar a mi mujer Inés («Cuidate. No te hagas el loco. No te quiero todo roto de nuevo» fueron sus palabras de enorme aliento y cariño), a mi hijo Lucas, que no paraba de abrazarme, ni antes ni después de la carrera, ni a mis padres (María Ester y Rocco, este último autor de las fotos que ilustran este post), que vinieron a disfrutar de una tarde de sol en Puerto Madero con su nieto, y se fueron asombrados por la pasión que trasmitimos los casi 15 mil corredores que formamos parte ayer de la Nike Human Race Buenos Aires 2009.

Párrafo aparte para la organización, la cual personalizo en Diana Schenone y Felicitas Castrillón, pero sé que son miles los que hacen que todo sea perfecto.

Será hasta el año que viene. En donde Nike diga que haya que ir a correr.

¿Corriste? Buscate en la superfoto gigante de la largada. Hacé zoom hasta tu cara

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=iHWxbi5tIlk]

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

4 comentarios sobre “Nike Human Race Buenos Aires 2009: Lejos de los tiempos, cerca de la gloria

  • el 26 octubre, 2009 a las 15:02
    Permalink

    Verdaderamente, como bien dice Pablo, no pensaba correrla, pero llegar y ver tanta motivacion, semejante organizacion, buena onda y entusiasmo, me hizo replantearmelo. Eso se sumo a que Pablo mas lesionado que yo la corria, así que sin presión alguna decidí iniciarla y ver que sucedia. Y como bien dice en la nota, el empuje de la gente y la excelente compañia (Pablo, Lucas y Jose), me empujaron literalmente hasta la llegada.

    Respuesta
  • el 25 octubre, 2009 a las 23:21
    Permalink

    La verdad que fue impresionante. Fue la primera vez que corría un maratón y nunca pensé que iba a ser tan lindo. La subidita de Belgrano realmente costó! Coincido con que el recorrido fue sensacional! Saludos y mis felicitaciones por la voluntad de haber corrido y llegado.

    Respuesta
  • el 25 octubre, 2009 a las 19:56
    Permalink

    si bien lo suyo fue de heroico, porque para correr lesionado hay que tener fortaleza, creo que se le fue la mano comparandose con Maradona o Palermo, igual lo felicito por sus agallas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.