No es casualidad

Con una enorme autoridad y un excelente planteo táctico dispuesto por su técnico Carlos Ischia, Boca Juniors goleó a Atlas 3 a 0 (luego del complicado 2 a 2 que dejó el partido de ida) y se clasificó para las semifinales de la Copa Libertadores de América 2008.

El actual campeón del certamen volvió a dar anoche una clase magistral. El video del partido debería ser rotulado bajo el título: “Cómo jugar un partido copero de visitante” y ser repartido por todos aquellos entrenadores que equivocan el rumbo y pagan con la eliminación del equipo.

No es casualidad que este post comience exactamente igual que aquel que se publicara tras la victoria xeneize ante Cruzeiro en el Mineirao (con lógicos cambios en el nombre del rival y el resultado).

No es casualidad que Boca se ubique una vez más entre los cuatro mejores equipos de América. Ya lo ha hecho en las ediciones 2000 (campeón), 2001(campeón), 2003 (campeón), 2004 (subcampeón) y 2007 (campeón), si tomáramos los torneos disputados en este siglo.

No es casualidad que Martín Palermo convierta tres goles en un partido (el tercero, una joyita), ni que aparezca en momentos fundamentales de la historia xeneize. Ya lo ha hecho ante Real Madrid en la final intercontinental de 2000, ante Bolívar en la final de la Sudamericana 2004 y ante River en infinidad de ocasiones. A veces cuesta creer que se siga cuestionando al mejor delantero que tuvo el fútbol de los últimos 30 años…

No es casualidad que, lesionado Caranta, Migliore prometa que dejará la vida para que el Atlas no convierta y lo cumple con creces, acaso en el partido donde Boca más necesitaba de la figura de un arquero.

No es casualidad que el oportuno regreso de Paletta le dé seguridad a la línea de fondo.

No es casualidad que Riquelme, quieto, casi como si estuviera sentado en un sillón de su living, meta pases tremendos por huecos imposibles, estocadas fulminantes para un Atlas que se desarmó a los 20 minutos, cuando Palermo clavó el 1 a 0, y que terminó por volcar a los 37´, cuando el mismo delantero sellara el resultado con un golazo de emboquillada realmente espectacular.

No es casualidad que Boca se encamine hacia una nueva Copa Libertadores de América. Ni es suerte ni culo que se mantenga en lo más alto durante 10 años.

Terminemos por favor de toda esa sarta de comentarios simplistas realizados desde la ignorancia y la envidia, y sepamos reconocer las virtudes de un equipo que ya agotó los calificativos para elogiar sus desempeños coperos.

Crédito de la foto: LaNación.com

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Z52TlIiOqG0]

Leer también:
Palermo y Boca, amor eterno (Muy Boca)

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

7 comentarios en “No es casualidad

  • el 22 mayo, 2008 a las 21:25
    Permalink

    Me importa mucho menos el triunfo de Boca (previsible, pero magistralmente conseguido), que los goles de Palermo. Soy admirador suyo desde el célebre partido contra Colombia por la Copa América de 1999. Y ni siquiera lamento que sus mejores partidos (cuántos serán, 300?) los haya jugado en Boca.
    Felicitaciones, Goleador.

    Respuesta
  • el 22 mayo, 2008 a las 17:59
    Permalink

    Cuando echaron al arquero del Atlas, tuve miedo que expulsaran a otro y los mexicanos se quedaran con 9. Ahí sí que las posibilidades de Boca corrían serios peligros.

    Respuesta
  • Pingback:Palermo, Palermo, Palermo » | Vale Chumbar |

  • el 22 mayo, 2008 a las 10:25
    Permalink

    Muy bien Boca. Felicitaciones.

    Y lo dice un hincha de River,eh?

    Los mexicanos son puro ruido. Siempre se cagan en las dificiles.

    Nunca puse en duda la clasificacion de Boca.

    Es una pena,pero es lo que hay.

    elbeto

    Respuesta
  • el 22 mayo, 2008 a las 10:03
    Permalink

    palermo el mejor delantero de los 30 años

    Respuesta
  • Pingback:Palermo y Boca: amor eterno | MuyBoca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.