¿Qué pretende usted de mí?

La famosa frase que titula este post está relacionada con una imagen del cine nacional de los 70´, cuando Isabel Sarli,  desnuda entre las reses de una carnicería, le preguntaba inocentemente a un más que exitado Armando Bó algo que se caía de maduro.

«Qué pretenden ustedes de mí» pareciera ser la frase que adaptó Ramón Díaz para enfrentarse con ciertos sectores de la prensa, quienes en el pésimo arranque de año de San Lorenzo atacaron duramente al entrenador riojano, que de repente se dieron vuelta como un panqueque, y que encima pretenden que don Ramón ahora les siga hablando como si nada hubiera pasado.

Díaz adoptó una posición estupenda: decidió darle vuelta la cara a aquellos que, en la mala, fueron implacables hasta la exageración. Así, por caso, pudo verse como tras la epopeya del Ciclón ante el Real Potosí (perdía 2-0 a 20´ del final y ganó 3 a 2), el entrenador se retiró derecho a los vestuarios, dándole vuelta la cara a Tití Fernández, una de las caras visibles de Fox Sports, donde seguramente Fernando Niembro ya se relamía con volver a insistir con su amigo Oscar Ruggeri como entrenador del azulgrana.

También el diario Olé fue víctima de su «venganza» (leer ¿Perdió el Angel?). Y uno de los integrantes de su staff, Eduardo Castiglione, se quejó de la actitud tomada por Díaz antes del match con Potosí (cometió el «delito» de no querer anticipar la formación del equipo).

Encima, hubo que aguantar la desafortunada frase del inclasificable Marcelo Palacios, quien no pudo evitar decir al aire lo que su inconsciente piensa, cuando declaró: «Encima de todo, Ramón Díaz no se la agarró con un pasante, sino con Eduardo Castiglione, un periodista con experiencia que merece respeto«. Apenas terminó de decir esa frase, se dio cuenta de la barbaridad que acababa de decir y quiso aclarar, pero oscureció: «Ojo, no digo que los pasantes no merezcan respeto…» (¡pero lo dijiste!).

Ramón Díaz está enojado con un sector de la prensa que quiso desestabilizarlo a principios de año. Tal vez revea su postura y, si tiene ganas, volverá a retomar el diálogo, al menos con aquellos con los cuales no tuvo ningún tipo de altercado.

Y si no, no habrá ningún problema. Los medios tienen maneras de conseguir la información sin la necesidad de hablar con el DT.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

4 comentarios en “¿Qué pretende usted de mí?

  • el 16 abril, 2008 a las 0:55
    Permalink

    hola pablo: Te recuerdo que soy periodista deportivo, egresado en (deportea2004) aunque hoy no estoy en los medios.
    Sin embargo, un tiempo trabaje en radio siguiendo la campaña de Boca y lamentablemente me cruze mas de una vez con el gordito palacio,que me demostro ser un hombre despreciable.

    «una vuelta en el vestuario de la cancha de Racing, un colega suyo de radio mitre ( no se el nombre) le hizo un chiste menor y todos lo que estabamos ahi sonreimos, a lo que el respondio » pensar que a este le mate el hambre cuando estaba 10 metros bajo tierra y ahora que sigue siendo nadie se el lujo de cargarme a mi», tengo muchas mas para contarte de esas si te interesan sigo.

    Por otra parte, lo que hace Ramon es lo que hacen todos cuando necesitan prensa somos todos amigos sino el peor enemigo…

    abrazo

    Respuesta
  • el 15 abril, 2008 a las 15:59
    Permalink

    El punto, como dice Mauro, es que en esta historia no hay personajes malos y personajes malos. Todos son deplorables, miembro,palacios,ramon.
    Cada uno expone sus lacras y miserias en cada ocasion que pueden. Cuanto faltara para que ramon vaya a apostar camionetas a la ultima palabra.
    En esos dias ni se ofendia, ni se negaba a notas.
    Todo este ambiente «futbolero publico» es pestilente.
    Por eso para hablar, leer o escuchar bien de futbol, (y de casi todo)cada vez son mas utiles los blogs.
    Y cuando se ve futbol por tele hay que usar el mute.

    Respuesta
  • el 15 abril, 2008 a las 15:37
    Permalink

    Increíble lo de Palacios. Todo lo que se ve suyo es para usar de ejemplo cuando definís a un bruto.
    Muy bien Ramón Díaz, pasando factura, una de sus especialidades (te suena, Aguilar?).
    Sabés lo que más me gusta, Pablo? Que los periodistas se den cuenta que nadie que no esté en una función pública tiene la obligación de hablar con uds. Y que no tengan problemas con eso. Como vos o como Juan Szafrán (así se escribe?) que se la bancaba como un gentleman cuando Gabriela Sabatini no le daba ni el saludo.

    Respuesta
  • el 15 abril, 2008 a las 15:34
    Permalink

    Todo bien, Pablo. Que el periodismo (en especial el deportivo) es veleta, no es ninguna novedad. Pero Ramón Díaz hace tiempo que conoce de sobra de qué se trata el juego, y lo juega demasiado bien.
    Aclaro antes que nada, que no voy a bancar a Palacios porque es indefendible. Pero en el fútbol está lleno de DT’s que cuando la vida les sonríe, casi que parecen estar de novios con las cámaras y los micrófonos. Caruso Lombardi es hoy en día el gran valuarte en este género. Ahora, cuando la cosa va mal, adoptan el papel de víctimas que piden clemencia ante los abusos inescrupulosos de los medios.
    Como reza el dicho: «si te gusta el durazno, bancate la pelusa».

    Saludos!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.