Sigue la vergüenza en Gimnasia

Parece increíble, pero el presidente Muñoz sigue manejándose con total impunidad.

A saber:

  • Por culpa suya, y «gracias» al apriete que le hizo al árbitro Daniel Giménez en el entretiempo del Gimnasia-Boca original, dicho partido se suspendió por dos meses.
  • Aquella amenaza fue como consecuencia de que Muñoz creía que Giménez estaba perjudicando a su club ante Boca, a pesar de que el Lobo iba ganando 1 a 0 al equipo de Basile, con un penal dudoso y pegando de lo lindo.
  • Dos meses después se juega el segundo tiempo, en donde el mismo árbitro cobra otro penal dudoso, en este caso para Boca, a los 40 segundos, y más tarde, a instancias del juez de línea, cobra un gol que fue hecho en claro offside por duplicado de Marino.
  • En medio de rumores y denuncias de amenazas de la barrabrava de Gimnasia a sus propios jugadores para que salgan a perder (y así no ayudar a Estudiantes), Muñoz declara ante el fiscal y obviamente niega todo, acompañado por dos de sus alcahuetes.

Lo que no termino de comprender es lo siguiente: Si hace dos meses Muñoz hizo parar el partido ante Boca porque estaba en desacuerdo con algunos fallos de Giménez, aún cuando su equipo ganaba 1 a 0, ¿cómo puede ser posible que no se le haya escuchado decir nada sobre el arbitraje del pasado miércoles, cuando su equipo terminó perdiendo 4 a 1, con dos goles que fueron producto de groseras fallas arbitrales?

Según el diario Olé, los jugadores no quieren saber nada con ir a declarar, por miedo a perder su fuente de trabajo, ver terminada su carrera deportiva o, lo que es mucho peor, que algún familiar suyo sufra las consecuencias de su valentía y termine muerto.

Señor Grondona: Así, el fútbol no puede seguir. esto no puede ni debe «pasar», como todo, según su anillo padrinesco. Es el deber de todos, hinchas (los verdaderos, no los comerciantes de la pasión), futbolistas y periodistas, que esto no quede así.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

5 comentarios en “Sigue la vergüenza en Gimnasia

  • el 13 noviembre, 2006 a las 10:36
    Permalink

    Concuerdo con todos, y agrego un dato… Cualquiera que pase por la casona de Muñoz en La Plata, pordra observar que a toda hora hay dos guardias civiles en la puerta con ITAKAS!!!!!
    Que clase de persona tiene semejante custodia?
    Seguro, de lo peor del pais este hombre.

    Respuesta
  • el 12 noviembre, 2006 a las 23:24
    Permalink

    Para que yo te explico como es la cosa.
    Muñoz es un usurero platense que hizo cuantiosas fortunas prestando con una mutual con codigo de descuento para los empleados publicos. Venia de la peor mafia de los vendedores ambulantes y cuando encabezo un quilombo aca en la ciudad, le dieron cargos en el senado y la mutual que te contaba (AMTE).
    En cinco años, de cero, hizo fortunas incalculables. En el 2003 se creyó con piné para enfrentar al intendente en la interna peronista. Perdió pero entró a sonar en los medios locales. En el 2004 encontró al club chico de la ciudad (gallinasia) al borde de cerrar sus puertas, prometió poner guita, y se quedó con todo.
    Para blanquearse en AFA se puso bajo el ala de grondona, y este lo mandó de fuerza de choque contra Gámez. Muñoz es villero y violento, y el encargo le dio carta de impunidad (siempre le hacía la contra e incluso lo quiso cagar a trompadas a Gámez varias veces en AFA). Se creyó socio del julio, y así le fue.
    No me queda claro si Grondona lo está protegiendo a Muñoz hasta las últimas (seguro que no) o si ya le soltó la mano. Eso se sabrá en un tiempito.

    Respuesta
  • el 11 noviembre, 2006 a las 19:41
    Permalink

    Una verguenza Muñoz…

    Como siempre, los «protegisdos» por Don Julio quedan impunes.
    Quiero el cambio…

    ¿Puede ser YA?

    Pido mucho…

    Respuesta
  • el 11 noviembre, 2006 a las 16:15
    Permalink

    Estimado tocayo:
    River está nombrado en el post relacionado con el partido en sí, escrito antes de ayer.
    De todas maneras, NADA justifica las amenazas que habrían recibido los jugadores de Gimnasia.
    Obvio que tienen que ver, pero la incentivación existe siempre, a pesar de estar penada.
    Abrazo.

    Respuesta
  • el 11 noviembre, 2006 a las 13:00
    Permalink

    no hay ninguna aclaración sobre la incentivación que realizó River ofreciendo 3.000 dólares para que gane Gimnasia, y la barra de estos últimos, pidió 2.000 más para ellos, y cuando River se los negó, ordenaron a sus jugadores a perder.

    River no tiene nada que ver en esto?, que dice Passarella al respecto?, ese es el motivo por el cual el campeonato no es serio?, porque River incentiva a los rivales de Boca?

    Por qué nadie nombra a River en todo esto?, no tienen nada que ver?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.