Todos somos árbitros (III)

brazenas

En medio de tantas acusaciones cruzadas, tantos cuestionamientos, y tantas denuncias testimoniales que no trascienden más allá de los micrófonos, es digno de destacar el gesto de Gabriel Brazenas.

Si bien en Dame Pelota se evita hablar de los jueces desde hace casi tres años, es irremediable reconocer que el árbitro tuvo una muy floja tarde en la final del domingo entre Vélez y Huracán. Su mal desempeño terminó favoreciendo al Fortín, pero bien pudo haber ocurrido lo contrario. De hecho, hubo un tremendo penal a Cubero, donde además Arano debió haber sido expulsado.

Llamó la atención ambigua de Angel Cappa, que se descontroló porque le escondían las pelotas, pero que no dijo nada acerca de su arquero Monzón, quien cada vez que pudo hizo tiempo, sobre todo en el segundo tiempo, donde fue amonestado por esa actitud. Si bien ambas situaciones son repudiables, las dos forman parte de cualquier partido definitorio del fútbol argentino.

La derrota de Huracán duele, porque el equipo invitaba a soñar y merecía coronarlo con la vuelta olímpica, pero lo mismo ocurría con Vélez, tal vez con un juego menos vistos pero igual de efectivo. Ambos habían hecho méritos suficientes como para consagrarse. Pero lamentablemente, sólo uno era el campeón. Se sabía que el domingo iba a haber un premio y una injusticia, y eso era inevitable desde el vamos.

«Fueron los errores más importantes de mi carrera«, declaró Brazenas. Las desacertadas decisiones son irremediables e irrevocables, pero su gesto vale. Es poco frecuente.

Ya anunciaron que el juez será suspendido por un tiempo (ni dirigirá ni en las promociones ni en el comienzo del Apertura 2009), en una medida absurda y estúpida, que no modifica en nada los hechos, y que no evitará que Brazenas ni ningún otro árbitro vuelvan a equivocarse en el futuro.

El repudiable Telebeam (en todas sus versiones) demostró que Eduardo Domínguez estaba habilitado, en lo que hubiera sido el 1-0 para Huracán. Claro que la confirmación del error arbitral recién se dio cerca de la medianoche, varias horas después de sucedidos los hechos, y con el resultado puesto.

Una vez más se pregona desde este espacio lo siguiente: mientras la FIFA y la AFA no incorporen la tecnología al juego, de nada servirá para el resultado el hecho de enterarnos en la noche del domingo lo que pasó esa misma tarde, o lo que pasó el viernes o el sábado. Sí será un elemento de grave injerencia en los árbitros, quienes seguirán siendo los principales acusados de corrupción.

Mientras no se incorpore a un árbitro que, como en el rugby, pueda ver en vivo las repeticiones de las jugadas polémicas y recíen allí se tome una decisión, las sombrías telas de la corrupción seguirán cayendo sobre los hombres de negro.

Tal vez el asunto a debatir sea por qué los árbitros no se quejan de este desagradable rol que les toca vivir. Mientras no lo hagan, seguirán siendo cómplices.

Más info:

Todos somos árbitros I
Todos somos árbitros II

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

6 comentarios sobre “Todos somos árbitros (III)

  • el 7 agosto, 2009 a las 23:11
    Permalink

    Observo contradicciones varias en muchos de los comentarios y coincido parcialmente con muchos.
    Herrores graves de Brazenas:
    Anular el gol a Dominguez y tratar de zafar diciendo que lo hizo a instancias del linea. A mi juicio debiò conversar con Casas para saber que es lo que habìa cobrado, es que adivinò que lo cobraba a Dominguez y no a Goltz que estaba en posiciòn pasiva ?
    Si el la pelota rebotaba en el poste, el arquero y Goltz la metìa si era off side, entonces escudarse en el linea es de mal compañero, solo lo hace con la intenciòn de quitarse responsabilidad.
    Mal por anular el el gol ya que el es quien convalida o no el fallo del linea y pèsimo por querer zafar a costa de otro.
    Con respecto al gol que convalida previo fault de Larrivey que se viò en directo y el linea no levantò la bandera, para ser coherente con su primer escusa debiò decir: y el linea no me indicò la falta, pero no lo hizo.
    Tampoco le endilgò la culpa al linea por no marcarle el penal de Arano.
    Remarco esto para dejar en descubierto a que con el mismo argumento se podrìa haber escudado en el linea, pero era demasiado y la pregunta serìa para que estàs vos Brazenas ???
    No comparto que fuera expulsiòn la de Arano ya que no era ùltimo hombre.
    Si de expulsiones hablamos, aquì otro error gravìsimo, Otamendi se encontraba amonestado y pega un patadòn, la pelota queda en poder de Huracàn y luego se olvida de poner la segunda amarilla a Otamendi ???
    Otamendi comete mano intencional en la puerta del àrea de Velez, la cobra !!! y no le muestra la segunda amarilla.
    Si Monzòn hacìa tiempo debiò amonestarlo èl y no Cappa.
    Cuando se esconden las pelotas no adiciona lo que corresponde.
    El descuento otorgado visto por todo el mundo fuè de 13 minutos, solo hizo jugar 7 minutos.
    Y finalmente tampoco viò el codazo de Cubero a Dominguez.
    Siendo ajeno a la pasiòn de ambos equipos, lo que yo vì fuè patètico y esto comienza con quien dispuso que en el bolillero entrara Brazenas para dirigir una final sin tener el exàmen de condiciòn fìsica aprobado.
    Para ser honesto no basta con serlo, tambièn hace falta parecerlo.
    Gracias a Willam Boo (Brazenas)
    Vèlez terminò festejando un Campeonato empañado por el modo en que lo consiguiò.
    Huracàn lamentando lo sucedido.
    El resto de la comunidad futbolìstica, donde me incluyo, presenciamos un despojo lamentable.

    Un abrazo

    Respuesta
  • el 10 julio, 2009 a las 13:29
    Permalink

    Lamentable tu post. Pone en la balanza con el mismo peso un penal no cobrado (Monzon atajo uno en el primer tiempo, porque no habria atajado otro?) a un gol nulo desde cualquier punto de vista. No hacia falta video ref para verlo. Y lo peor, nadie le carga a Casas, el asistente, no haber marcado la falta. No sea cosa que no haya terna argentina en Sudafrica. Si van a hacer este papelon, que no vayan.
    Nota parcial y con intenciones de justificar lo injustificable. Si vas a balancear, trata de ambos lados tengan el mismo peso.

    Respuesta
  • el 8 julio, 2009 a las 10:37
    Permalink

    Gracias con los comentarios.

    Lagarto, probablemente coincida en tus apreciaciones sobre Brazenas, pero eso es algo que resulta inútil cuestionar ahora.

    Si se hubiera dicho algo en este espacio antes del partido, criticando la designación de Brazenas para tamaña final, tal vez sí.

    Pero considero que ahora no aporta mucho decir «Brazenas no debería haber dirigido la final» por tal o cual motivo.

    Es por eso que no incluí en mi post algo relacionado con eso, ya que el foco estaba en otro lado, y en destacar el mea culpa de Brazenas.

    Saludos!

    Respuesta
  • el 7 julio, 2009 a las 20:01
    Permalink

    los errores son parte del fútbol, pero cuando uno ve a brazenas de gira por los programas de fútbol antes del partido, ve que no da la prueba física y después de todo eso dirige como dirige, da la sensación de que la idea de impartir justicia propia de los árbitros está bastante lejos.
    fue llamativo que sea elegido para final porque su nivel nunca fue gran cosa. ni que hablar cuando se tiñó el pelo de rubio hace unos años…

    Respuesta
  • el 7 julio, 2009 a las 17:35
    Permalink

    Pablo, tenes razon hubo penal de Arano al flogger pero tambien hubo un gol mal anulado a Dominguez, si cobraba ese gol, cobraba el TERRIBLE foul del intrascendente larrideclay y si el penal a Arano el partido terminaba 1 a 1.
    Saludos

    Respuesta
  • el 7 julio, 2009 a las 12:11
    Permalink

    Coincido con el espíritu del comentario, más allá de que Brazenas me parece una árbitro muy flojo en todos los partidos. Tiene fallas técnicas y tácticas que no las puede compensar ni con su buen estado atlético. Además no me parece un árbitro trasparente. Sus antecedentes generan tantas dudas como la lesión supuesta en su rodilla que lo tuvo marginado un tiempo largo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.