A Cappa y espada

Sin dudas, el nombramiento de Angel Cappa como DT de River es todo un desafío para el propio entrenador, pero también una gran apuesta para Daniel Passarella, presidente de la entidad de Núñez.

Sabido es que el creador del Tiki Tiki es un laburante, que sus conceptos son simples y claros, y que su experiencia con Huracán invitan a soñar, pero: ¿tiene este River el tiempo o la paciencia suficiente como para esperar a que el plantel incorpore y ejecute las ideas de Cappa? ¿Los hinchas del Millo aguantarán más partidos sin victorias o sin goles a favor? ¿Los medios le daran un tiempo prudencial al entrenador, o lo destruirán este fin de semana, en caso de que no le gane a Godoy Cruz (un resultado posible en cualquier ámbito)?

Así las cosas, la apuesta de Passarella es aún más destacable. El Kaiser sabe que es arriesgada su jugada, pero también es consciente de que si le sale bien, su amado River Plate iniciará de la mejor manera el necesario proceso de reconstrucción.

Como dijo Cappa: “Para evitar el descenso hay que pelear el campeonato”. Y vaya que jugadores, técnico y presidente pueden hacerlo.

Ojalá que esta jugada termine en un gol inolvidable. Por el bien de River.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *