El placer de correr sobre las Pegasus 31

Nike_Pegasus31_Zapa

Hace unas semanas, tuve la posibilidad de testear las nuevas Pegasus 31 de Nike.

Así como en la información oficial de este lanzamiento te contábamos en Dame Pelota que era el regreso de una zapatilla revolucionaria, ahora te podemos detallar lo que sentimos al usarlas.

Como suele decirse, la primera impresión es la que cuenta. Y eso, en las Pegasus 31. es clave en dos aspectos muy importantes.

En primer lugar, su diseño es espectacular. Visualmente, es de esas zapatillas que no pasan desapercibidas en una vidriera, aún cuando se caracterizan por su sobriedad.

Pero el asunto primordial es cuando te las calzás. La primera sensación es de una comodidad extrema, casi como si fuera una media de neoprene con suela. Sin embargo, a diferencia de aquel material, su tela es bien aireada, algo que permite que la piel respire. Y como todos sus elementos están integrados (no tiene costuras), el roce con el pie y con los dedos no se siente.

Al caminar, la sensación es similar a la que se experimenta con las Lunar Glide. Su suela de 10 milímetros está muy bien amortiguada y ayuda a tener una postura más natural en el andar.

Pero es a la hora de correr cuando toda la tecnología de las Pegasus 31 entra en acción. Aunque cueste explicarlo, la zapatilla literalmente te empuja hacia adelante. Después de cada pisada, la punta contorneada provoca un despegue más rápido del pie, y eso se nota con claridad.

Nike_Pegasus31_TalonAdemás, el contorno para impactos que tiene el calzado en sus laterales ayudar a que el pie no pierda estabilidad en cada pisada, lo que colabora en la disminución de las lesiones.

En lo personal, lo que más me gusta es la amortiguación de la zona del talón, gracias a la unidad Nike Zoom Air que se ubica en este sector. No es un dato menor para los que tenemos tendencia a lesiones aquileanas.

Tal vez sorprenda que este calzado ya no venga con la ranura para insertar un chip debajo de la suela izquierda. Ante la consulta de Dame Pelota, desde Nike me explicaron que  la experiencia de usuario indica que los corredores ya casi no lo utilizan, debido a que usan directamente el SportWatch, o bien corren con la aplicación Nike+ de sus smartphones.

Probé estas zapatillas en unos 10k que corrí por la costa de Vicente López. Y, sin proponérmelo, establecí mi mejor marca personal para esa distancia en años: 59 minutos y 25 segundos.

Como dice el slogan de este lanzamiento, “La velocidad no ocurre por accidente”.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.