Incongruencias

La contratación de Claudio Borghi como técnico de Independiente fue anunciada, a mediados de abril, con bombos y platillos.

En aquella conferencia de prensa, Julio Comparada, presidente del Rojo se mostraba contento e ilusionado con el nuevo DT, que soñaba despierto: «Tengo la ilusión de ver a un equipo que represente la historia del club«, declaró.

Si uno lee las crónicas del día siguiente, sorprende, por ejemplo, un párrafo del diario mendocino MDZ Online: que dice: La decisión de ir por el ex jugador de Argentinos Juniors es responsabilidad exclusiva de Comparada, quien se mostró muy entusiasmado con la visión que el Bichi tiene del juego.

Y los ojos de la cara aumentan aún más de tamaño cuando se lee el siguiente textual de Comparada en el Clarín del pasado 14 de abril: «Esta etapa es la del reencuentro futbolístico con la gente y nosotros necesitamos un técnico con características ofensivas. Claudio demostró en Colo Colo que apostó al desarrollo de los jugadores del club. Es un entrenador con pergaminos«.

Al parecer, Comparada sabía a quien contrataba. Había estudiado al entrenador que venía de ser tetracampeón en Chile con Colo Colo. Se había preocupado por la manera de trabajar de Borghi. Sin embargo, y dejando en evidencia una vez más las grandes incongruencias que rodean al fútbol argentino, el mismo Comparada le acepta la renuncia a Borghi poco más de cinco meses después de haberlo traído. Ahora se le cuestiona al técnico su supuestamente poco entrenamiento, y su falta de trabajo táctico, como si Borghi hubiera cambiado en algo de abril a hoy.

Es cierto que a lo largo de este casi medio año, la suerte no estuvo del lado de Borghi. Independiente quedó inmerecidamente afuera de la Sudamericana ante Estudiantes, y hubo partidos que no mereció perder ni empatar, pero lo hizo.

Como una vez dijo algún entrenador, si un dirigente contrata a un técnico y lo echa a los seis meses, primero se tiene que ir ese dirigente, precisamente por incapacidad dirigencial…

Foto: LaNación.com

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

8 comentarios en “Incongruencias

  • el 8 octubre, 2008 a las 14:26
    Permalink

    La nota es maliciosa y despegada de la realidad. Comparada demostro que banca los tecnicos y la muestra mas clara fueron los casos de Burruchaga y Borghi, tecnicos que la gran mayoria de los socios queriamos.
    Que Borghi no estaba preparado para la malicia del falso periodismo deportivo quedo claro, tampoco para que lo sacaran de la sudamericana en forma irregular gracias a la ayudita de los arbitros pero bueh… ese es otro tema.

    Respuesta
  • el 8 octubre, 2008 a las 2:00
    Permalink

    Alguien en los comentarios recordó que Borghi renunció y es cierto; nadie lo echó.
    De todos modos, Comparada sale a decir «el error fue buscar alguien de afuera», como si existiera algún tipo de capacidad especial adquirible si se es «de adentro». Salvo que se refiera a que si es de adentro, le conoce las cosquillas a cada jugador (sobre todo si fue formado en el club, cosa que en Independiente, bueno, mmm…).
    Por lo demás, en un comentario se criticó a Borghi porque «cree en la felicidad y que el fútbol es una joda». No sé el asunto de la felicidad (aunque hay quienes creen en cosas más ridículas como el nacionalismo, dios o el derecho natural), pero que el fútbol es una joda es innegable, aún contemplando las distintas acepciones de la palabra «joda».

    Respuesta
  • Pingback:Trackback

  • el 7 octubre, 2008 a las 17:36
    Permalink

    Lamentablemente el paso de Borgui por el Rojo fue horrible. No por los resultados, además sino por como jugó el equipo.
    Lo digo con conocimiento ya que voy a la cancha todos los fines de semana y vi al equipo casi todos los partidos de la era Borgui. Lo escucho hablar y me encanta pero eso no se vio nunca en la cancha y estoy seguro que los cabezas de termo de los jugadores no lo han entendido.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2008 a las 11:22
    Permalink

    Quieren otra incongruencia?

    Grondona dijo hoy: «Esta Selección me gusta enormemente»

    Sin palabras.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2008 a las 11:10
    Permalink

    Los dirigentes el futbol son como los politicos, siempre estan encima de de toda culpa. Nunca tienen los huevos para decir que se equivocaron, y renunciar. O sea el problema no es que se equivocan, porque toda persona se puede equivocar,sino la de no tener la hombria de aceptarlo.

    Pero asi esta el mundo hoy en dia, no seamos ingenuos pensando que alguno que llega a una posicion de poder lo hace nomas por sus calidades humanas, son todas escorias de lo mas bajo.

    Abajo los dirigentes y abajo los politicos!

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2008 a las 10:41
    Permalink

    PERO Q DECIS LLONTO ? SI BORGHI RENUNCIÓ, NO LO RAJARON. BORGHI CREE MUCHO EN LA FELICIDAD Y Q EL FUTBOL ES UNA JODA, Q SE VAYA AL CARAJO.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2008 a las 10:22
    Permalink

    Una vez mas, el futbol reproduce a la sociedad que lo contiene.
    Dirigentes cortoplacistas que, sostenidos en su incompetencia, usan de fusible al que tienen mas cerca.
    Presidentes, ministros, jefes de gobierno, jueces y gerentes. El pais y el futbol mejorarán cuando nuestros dirigentes mejoren.
    Lamentablemente, esos señores inutiles y ventajeros son parte nuestra. Asi somos.Asi son.
    Nada podra ser mejor.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.