Magia y pasión: cómo fue el primer partido de Boca, hace 115 años

Toda historia tiene un comienzo. En el caso de Boca, construyó en sus 115 años de vida un camino muy fructífero, en el cual cosechó hasta aquí 69 estrellas. La última el 7 de marzo pasado, apenas antes del inicio de la cuarentena en la Argentina, como prevención frente a la pandemia por coronavirus.

Y así como el 3 de abril se cumplió un nuevo aniversario de la creación del club de la Ribera, hoy se celebran 115 años del primer partido que realizó el equipo. Pero para eso, hay que viajar 42004 días hacia atrás.

Viernes 21 de abril de 1905. Un grupo de jóvenes soñadores, que menos de un mes antes había decidido crear el Club Atlético Boca Juniors, concreta un nuevo sueño: por primera vez, juegan un partido de fútbol representados por ese nombre. En un contexto amistoso, el rival es Mariano Moreno.

El field está lejos de ser el ideal. Pero es lo que hay. Y eso ya es muchísimo. En la canchita que utilizó hasta entonces el Independencia Sud (ubicada en la manzana compuesta por las calles Pedro de Mendoza, Senguel, Colorado y Gaboto) hay que tener mucha suerte para encontrar alguna mata de césped. Las imperfecciones del suelo ya habían generado quejas de los contrincantes. Y hoy no es la excepción.

Poco después del mediodía, el momento tan esperado llega. A las 14.30, Boca se presenta con Esteban Baglietto, José Farenga, Santiago Sana, Vicente Oñate, Benito Tyler, Luis De Harenne, Alfredo Scarpati, Pedro Moltedo, Amadeo Gelsi, Alberto Talent y Juan Antonio Farenga. Ellos integran la primera formación del flamante club. La inconsciencia juvenil les impide tomar dimensión de semejante hecho. De tamaño momento. De un suceso trascendental.

Primera imagen de un equipo de Boca (1906). Arriba: Juan Brichetto (linesman), José Farenga, Pedro Moltedo, Alberto Penney, Marcelino Vergara y Santiago Bacigaluppi. – En el centro: Germán Grande, Arturo Penney, Juan Priano. – Abajo: Juan Antonio Farenga, Juan De los Santos y Luis Cerezo.

La camiseta elegida es una blanca con tres listones negros verticales. Esas tiras las había cosido a mano Manuela Farenga, hermana de los fundadores, utilizando unos viejos vestidos de luto de la época. Todo era muy artesanal, optimizando los escasísimos recursos iniciales.

El debut boquense es perfecto. Gana 4 a 0, con dos goles de Juan Antonio Farenga, uno de su hermano José y el otro de Sana. Todos parecen contentos. Menos los rivales. Al día siguiente, en el diario La Argentina, aparece un reclamo. Mariano Moreno explica que jugó el primer tiempo con 9 jugadores y por esa razón solicita públicamente la revancha, que sucederá unos meses después.

Juan Antonio Farenga, hijo de uno de los fundadores de Boca Crédito: Matías Aimar

Una charla con la historia

A 115 años de aquel hecho trascendente, y que dio pie a una historia inimaginable por aquellos jóvenes, LA NACION habló con Juan Antonio Farenga, homónimo e hijo de uno de los fundadores y, según crónicas de la época, el autor del primer gol del equipo azul y oro.

«Boca juega los primeros cuatro o cinco partidos con una camiseta blanca con tiras negras. Eran camisetas comunes, de las que se usaban para ir al trabajo, y se compraban en el turco de la esquina. A las que mi tía Manuela, que cosió las primeras camisetas, les agregaba unas tiras negras verticales que sacaba de unos vestidos de luto de la época», detalla con una lucidez que contradice a los 92 años que marca su documento de identidad.

Farenga aprovecha para desmitificar otra historia: la de la supuesta primera camiseta rosa: «Además de aquellas camisetas blancas y negras, similares a la que usa la Juventus, por entonces empezaron a aparecer las camisetas teñidas, para jugar contra equipos cuyos colores eran similares. Tal vez se usó una roja, que desteñida en algún lavado quedó rosa. Es probable que se haya usado así en un partido, pero jamás en el primero. Y no por decisión de no usar ese color, sino por falta de dinero para comprar camisetas. Además, ¿dónde hubieran podido comprar camisetas de color rosa en 1905? Ese mito no tiene ningún sustento histórico. Es completamente ridículo. Inventan.»

Primera foto de un equipo de Boca con los colores azul y oro. Es la cuarta división, de 1908. Arriba: Juan P. Cardeccia (linesman), Alejandro Musso, Pascual Valente y Benito Priano. En el medio: Juan Garibaldi, Enrique Farenga y Francisco Fuentes. Abajo: Antonio Verrina, Juan Unsworth, Ubaldo Massal

El hijo de uno de los fundadores de Boca ahonda en el asunto de los colores de la casaca: «¡Si hasta aparecen fotos de Boca con camisetas celestes!, que originalmente seguro eran azules. Pero que quede claro: la primera camiseta de Boca fue blanca con tiras negras. ¿Cómo lo sé? ¡Porque las cosía mi tía!

En su libro Nosotros Boca (Dunken, 2013), Juan Antonio Farenga también destaca otro hecho que a la distancia pierde dimensión: entre abril y octubre de 1905 Boca disputó 10 partidos amistosos y otros 12 válidos por la Copa Club Villa Lobos. Es decir que en sus primeros 7 meses de existencia, el nuevo club jugó 22 encuentros.

Poco después, el 3 de marzo de 1908, Boca disputó su primer partido oficial (3-1 a Belgrano Athletic) y comenzó a lucir los colores que viste hasta nuestros días. Y el 13 de abril de 1913, ante Estudiantil Porteño, debutó en primera división con un claro triunfo por 4 a 2. Y el 7 de marzo de 2020 le ganó 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima La Plata en la Bombonera y le arrebató en los últimos minutos de la última fecha la Superliga a River. Pero claro, todos esos hitos forman parte de otros capítulos de una rica historia, escrita desde hace 115 años con tinta azul y oro.

Las primeras canchas de Boca y de River, en La Boca Crédito: http://viejosestadios.blogspot.com/

Publicado en el diario LA NACIÓN el 21 de abril de 2020.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.