Mayor de edad

A pesar de lo que digan en diversos medios de todo el mundo, Lionel Messi no fue el mejor jugador de la final de la Champions League.

Si se viera ese partido con tranquilidad y enfocándose sólo en su actuación, podrá notarse que tuvo poca participación, que tocó el balón en ocasiones que bien podrían ser enumeradas con los dedos de la mano, y que durante 70 minutos, como bien describió Marcelo Gantman durante la cobertura que realizamos desde LaNación.com, siempre buscó la jugadita personal que dé vueltas durante semanas por You Tube.

messi

Pero a los 70 minutos, Lio encontró un centro enviado por Xavi, gran figura del partido junto a Iniesta, y, como ya se había pasado en el cálculo inicial, acomodó su cuerpo hacia atrás, quedó suspendido en el aire a lo Michael Jordan y, de cabeza, se la mandó a guardar a Van der Sar, autor de una caripela inolvidable que podrán apreciar mejor si amplían la foto que ilustra este post.

Con ese gol, el del 2 a 0, el del campeonato, Messi se hizo hombre. Se metió en la historia grande de este Barsa inolvidable, que le llenó los ojos a los líricos que pregonan el fútbol bien jugado por sobre el resultado, y también le llenó los bolsillos de estadísticas y títulos a los resultadistas, a los que pregonan ganar de cualquier manera.

«De eso no se vuelve», analizó Gantman en su comentario post partido. Y mucha razón tiene.

Como era de esperar, los inconformistas no esperaron ni 10 segundos de terminada la gran final en Roma para pensar: «Ahora le falta dar la vuelta en Sudáfrica 2010 con la Selección». Pero si eso sucediera, éstos luego dirán: «Ahora le falta ser campeón como DT, como Maradona (en el hipotético caso de que Diego sea el técnico en el próximo Mundial)». Para éstos, también «le falta» el Mundial de Clubes (en diciembre tendrá otra chance), la Cola Libertadores, la Copa América, la Copa Sudamericana y un torneo argentino, entre tantas otras competiciones…

A Messi no le falta nada, o casi nada. Después de salir campeón del mundo, goleador y figura del Sub-20 de 2005, campeón de la Liga de España en 2005, 2006 y 2009, la Supercopa de España en 2005 y 2006, la Copa del Rey en 2009, la Champions League en 2006 y 2009, y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, no cabe duda que una consagración mundialista (sea en 2010, 2014, 2018 ó 2022) sería la gran frutilla del postre para su carrera, pero si no se diera, nadie podría cuestionar su enorme carrera, más allá de su envidiable colección de títulos con tan corta edad.

Lo único que le falta a Messi para tener una carrera prolongada es aprender a cuidar su cuerpo, víctima de muchas lesiones en relación a su corta carrera profesional. Ese es el foco en donde perfeccionarlo como futbolista. Que aprenda a conocer su cuerpo y sus limitaciones.

Por todo lo demás, Messi es, a los 21 años, un futbolista consagrado en todo sentido. Y, desde el miércoles, dejó de ser una joven promesa para convertirse en un hombre.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

11 comentarios en “Mayor de edad

  • el 6 junio, 2009 a las 8:05
    Permalink

    ola equipo os quiero un poñao sois los mejores y siempre lo sereis os tengo en mi corazon y os quiero de pequeña y de grande ganeis o perdais siempre estare cn vosotros y siempre os quedre os quiero mucho caampeone y de vieja lo siento pero seguire con vosotros hasta que me muera con cariño y amor de jenny con 12 años os quiero a todos guapos @@@@@@@@@@@@@@@@@@@jenny_y_barsa@@

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2009 a las 20:43
    Permalink

    A pesar de no haber sido la figura del partido ni haberse destacado mucho se puso, ya no llora mas ni se tira. Lionel Messi se recibio de mejor jugador del mundo

    Danchovski

    Respuesta
  • el 31 mayo, 2009 a las 17:01
    Permalink

    Pablo: En primer lugar, felicitaciones por haber ingresado a un lugar en el que parece que está bien trabajar (Varsky y Gantman son un buen ejemplo; Fernández Moores la apoteosis).
    En segundo lugar, una crítica: ningún jugador necesita ganar nada para ser buen/muy buen/maravilloso jugador. Ese es un problema de un equipo.
    Si Maradona no hubiese intervenido en un equipo que ganó un campeonato metropolitano, etcétera, no hubiese dejado de ser el grandísimo jugador que fue. Tampoco Batistuta, que no ganó un Mundial o alguna copa internacional de relevancia, deja de ser por eso el enorme delantero que fue.
    Creo que en realidad hay que tener la suerte de integrar equipos que ganen campeonatos (pobre Chilavert, nunca lo entendió).
    En su columna de esta semana, Varsky sugirió que el Barcelona le hizo bien a Messi (en realidad dijo más, pero voy por la mínima). Tiene razón: ningún jugador vale «solo».
    Es muy torpe señalar un jugador como el artífice del triunfo de un equipo. Puede ser significativo, importante o definitorio su aporte, pero no es más que eso. En fútbol gana el equipo. Elijo dos equipos muy diferentes para ejemplificarlo: Argentina 78 y Grecia 2004.

    Respuesta
  • el 30 mayo, 2009 a las 13:51
    Permalink

    Pero…¿Quién ganó? 🙂
    Un salu2 desde el Sur de España
    Luisa

    Respuesta
  • el 30 mayo, 2009 a las 2:13
    Permalink

    Pablo: Coincido que Messi no fue la figura del partido. Sí que tuvo un partido aceptable y marcó el gol que le dio tranquilidad a su equipo.
    Lamentablemente muchos medios nacionales sobredimensionaron la actuación del rosarino por la necesidad de vender. Tanto en los títulos de los resúmenes televisivos como en los puntajes de los diarios. Por ejemplo, Olé lo calificó con 9!, Crónica y La Nación con 8!, lo que a mi entender fue exagerado, un 7 le sentaba bien.
    Apartando las calificaciones otorgadas, creo que esta manera de proceder deja en evidencia que se le muestra una realidad a la gente que no es la verdadera. Así se transmiten falsos conceptos, que es lo contrario que debe realizar un periodista.
    Por otra parte, permitime cuestionarte algo, para mí ya había dejado de ser una promesa. Aunque sí pienso igual a vos en que ahora es un jugador con más prestigio.
    Abrazo.
    PD: Te felicito por tu arribo a La Nación.com, yo fui de los que tuve la chance de conocerte en Deportea y te lo mereces por buen tipo y buen periodista. Abrazo.

    Respuesta
  • el 29 mayo, 2009 a las 16:01
    Permalink

    Yo no digo que le falte nada, pero no se puede negar que en la selección no vemos a ese Messi que vemos en el Barcelona… una lastima (para nosotros, claro…)

    Respuesta
  • el 29 mayo, 2009 a las 14:48
    Permalink

    COMO NO LE FALTA NADA LISOTTO, A MESSI LE FALTA GANAR UN MUNDIAL, NO JODAMOS.

    Respuesta
  • el 29 mayo, 2009 a las 12:57
    Permalink

    «A pesar de lo que digan en diversos medios de todo el mundo, Lionel Messi no fue el mejor jugador de la final de la Champions League.»

    Perdón por llevar siempre la contra (¿?), pero en casi todos los medios que vi, leí y escuche, justamente decían que la figura de la final fue Xavi (es con V, no con B), y no Messi…

    Lo que sí decían todos es que a pesar de eso, La Pulga tiene asegurado el Balón de Oro… Pero la figura del partido, no recuerdo haberlo escuchado…

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.