Riquelme, Falcioni, los medios y la mar en coche

Una vez más, Juan Román Riquelme está en el centro de la escena.

Lejos de deberse a una actuación descollante, como su indiscutible calidad aún permitiría, su exagerada exposición pública (en relación a lo poco que le gustan los flashes) se debió a la probable situación de que el 10 no juegue contra All Boys.

El asunto, exageradamente cubierto por varios medios a lo largo de esta semana, terminó confirmando lo que se suponía: Riquelme no jugará contra All Boys.

El propio jugador se encargó de meter presión a través de sus lamebotas (léase periodistas del círculo íntimo de JR que hacen lo que sea con tal de mimar y tener de su lado y a disposición a la figura) y los micrófonos de éstos, que él estaba al 100 por ciento de sus condiciones. De no estar en condiciones de jugar con Racing por un esguince a estar mejor que nunca en cinco días…

Más allá de eso, ningún medio que haya visto el entrenamiento del miércoles contó cuántos pases hizo Riquelme, cuántos bien y cuántos mal. Sólo focalizaron en la pavada, e «informaron»: «Román está jugando para los suplentes. Gol de Román para los suplentes.»

Ese día, Riquelme formó parte del equipo «suplente» media hora, y luego jugó para los titulares igual cantidad de tiempo, o más. Pero no focalizaron en eso. Incluso pasó desapercibido el dato, no menor, de que también Palermo le dejó su lugar entre los titulares a Viatri durante un buen rato. Al fin y al cabo, el trabajo del DT Falcioni es buscar el mejor equipo que él imagina que puede presentar. Y eso hizo.

Ante el hecho consumado, cierto periodismo  (que lamentablemente cada vez es más) focalizó otra vez en un hecho menor, cuasi ridículo, y se horrorizó y anunció a título catástrofe: «Riquelme ni siquiera va al banco».

¿Tan dificil es deducir que en alguna de las charlas entre Román y el DT consideraron que si Falcioni no lo ve bien, lo más lógico es que ni siquiera vaya al banco? ¿Se imaginan cuántos detractores del 10 se relamerían hasta el sábado a la noche, imaginando LA foto del domingo, con Román en el banco? Lo que hizo el entrenador fue perfecto desde su consideración: No te veo en el equipo, pero te cuido y no te quemo en el banco. Y me evito el cántico de guerra en medio del partido, pidiendo por el ídolo en el medio del partido ante el Albo.

No son pocos los que creen que si Boca pierde ante All Boys sin Riquelme, Falcioni quedará golpeado. Otros consideran que si Boca gana y juega bien, Román deberá duplicar o triplicar su esfuerzo para convencer al DT de que realmente puede ser una pieza clave en el equipo.

Lo que sí está fuera de discusión es que Julio César Falcioni demostró su autoridad y le dejó en claro a Riquelme y a todos los periodistas que intentan presionar para que los ídolos jueguen siempre, para luego criticar el por qué de que los ídolos jueguen siempre, que quien toma las decisiones en Boca es él.

Ni más ni menos.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Un comentario en “Riquelme, Falcioni, los medios y la mar en coche

  • el 25 febrero, 2011 a las 12:18
    Permalink

    Pablo,

    Ya te habia comentado eso sobre el Capitan Frio 🙂

    Fuera de joda me parece bien lo que hizo, lo que si como JJ en River, ahora deben estar mas pendientes de los resultados, porque a la primera patinada, los hinchas cabeza de termo, empiezan con sus canticos provocadores.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.