Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 06 – El gran golpe

Inglaterra siempre se autoproclamó como el país creador del fútbol. La pelea entre historiadores seguirá por siempre para determinar si eso es verdad o no, pero lo que sí es cierto es que los británicos son una pieza clave dentro de la evolución de este deporte.

Al margen de eso, lo que resultó inaceptable es que la soberbia de ese país europeo lo lleve a negarse a participar de los primeros Mundiales de fútbol, por considerar inaceptable que no se la considere como sede para los primeros torneos. Ante el crecimiento indiscutible de la Copa del Mundo, los ingleses debieron bajar la cabeza e ingresar al torneo.

El debut se dio en el Mundial de Brasil de 1950, donde llegó como una de las selecciones favoritas a ganar el torneo. Estados Unidos era un equipo cuasi amateur. En su plantel había personajes de película, como su arquero, Frank Borghi, que trabajaba como chofer en una empresa de servicios fúnebres. “Con que no nos hagan más de cinco o seis goles soy feliz”, declaró en la previa del choque con inglaterra el simpático arquerito yanqui.

Grande fue la sorpresa cuando el 29 de junio, en el Estadio Independencia de Belo Horizonte, Inglaterra perdió ante Estados Unidos, un equipo a priori inferior. ¿El resultado? 1 a 0, con gol de Joe Gaetjens, un delantero de origen haitiano que ni siquiera se había nacionalizado. Incluso, pese a sufrir en los primeros minutos, los americanos dominaron las acciones del juego en la segunda etapa, justificando la hazaña.

Pocos creían que el resultado era cierto. Al punto que el diario The New York Times recién cerró su edición cuando tuvo recontra chequeada esa información. Y la agencia Reuters fue más allá e, imaginando un error de tipeo, lanzó su envío con el título Inglaterra 10 – Estados Unidos 1.

Para los medios británicos, aquella fue la peor humillación deportiva de la selección inglesa, y el árbitro italiano Generoso Dattilo declaró: “Si no fuera porque lo dirigí yo, no lo creería”.

El pobre Gaetjens, héroe de aquella tarde inolvidable, fue capturado y encarcelado a comienzos de julio de 1964 por la dictadura haitiana y, presuntamente, fue ejecutado unos pocos días después.

Desde 1976, una placa en el Hall de la Fama de la selección estadounidense lo recuerda y homenajea.

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.