Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 21 – El peor equipo de la historia de los mundiales

Si a lo largo de todas las Copas del Mundo se construyera un ranking con los mejores y peores equipos, probablemente sea difícil ponerse de acuerdo a la hora de elegir al primero. Ahora bien, sin ningún tipo de dudas, todos coincidiríamos en que el peor equipo de la historia de los mundiales es nada más ni nada menos que Zaire 1974.

Cualquiera de nosotros que viera el papelón que realizaron durante la Copa organizada por Alemania, se preguntaría cómo hizo esta selección para clasificar. Pues bien, acá va la respuesta. Fueron 24 los equipos africanos que participaron de las Eliminatorias. Zaire enfrentó a Togo (0-0 en la ida y 4-0 de local), a Camerún (1-0, 0-1 y 2-0 en el desempate) y a Ghana (0-1 y 4-1), antes de disputar un triangular final donde derrotó 2-0 y 2-1 a Zambia y 3- 0 y 2-0 a Marruecos.

Cuatro jugados y cuatro ganados, con 9 goles a favor y solo uno en contra. Lo que se dice, una clasificación clara, sin discusiones. Y allá fue Zaire (actualmente llamado República Democrática del Congo), rumbo a su aventura mundialista. En sus valijas, los integrantes del plantel llevaban kilos y kilos de ilusiones… Y además, para sorpresa de los inspectores de la aduana germana, alrededor de una docena de monos muertos. Ante la inevitable consulta de las autoridades, los futbolistas africanos explicaron que el mono asado era su plato favorito, y que dicho alimento no se conseguía en Alemania.

Tras esa primera anécdota, todo lo demás fue para el olvido. Como integrante del grupo B, Zaire debutó el 14 de junio en Dortmund, ante Escocia, con un digno 0-2 frente a una selección que tenía una clara
superioridad. El primer mamarracho llegó el 18 de junio, en Gelsenkirchen. Esa tarde, los yugoslavos se hicieron un festín. Tal fue la paliza, que a los 21 minutos del primer tiempo, y con el partido 0-3, Blagoje Vidinic, el desesperado técnico yugoslavo de Zaire, pateó el tablero, se enojó y cambió ¡al arquero!, que evidentemente no sabía que él sí podía tocar la pelota con las manos.

Así fue como salió Kazadi Muamba e ingresó Tubilandu Ndimbi. Pero lejos de mejorar, todo empeoró. Apenas un minuto después, Ndimbi recibía el cuarto. Y al término del primer tiempo, se había terminado el primer set: 6 a 0. Fueron 9 los goles que le hizo Yugoslavia a Zaire esa tarde, estableciendo una de las goleadas más abultadas de la historia.

El último partido de los africanos fue el 22 de junio contra Brasil, el campeón vigente, otra vez en Gelsenkirchen. Pavada de despedida. Sin embargo, entre que era muy difícil superar el papelón sufrido ante Yugoslavia y que los sudamericanos tuvieron algo de piedad, el encuentro “apenas” terminó 3 a 0 para los verdeamarelos.

De todas maneras, quedó otra vez en evidencia el completo desconocimiento de las reglas que tenían los jugadores de Zaire, cuando en un tiro libre a favor de Brasil cerca del área rival, y ante la orden del juez, el defensor Muepu Ilunga salió corriendo de la barrera y le dio un tremendo puntinazo al balón, enviándolo más allá del mediocampo. La carita del hombre de verde, abriendo los brazos y pidiéndole explicaciones al árbitro rumano Nicolae Rainea, para comprender por qué lo estaba amonestando, es tan desopilante como tierna.

Evidentemente, el plan alimentario no sirvió de mucho. Porque en Alemania 1974, además de los monos, los jugadores de Zaire se comieron 11 goles en tres partidos. Y se coronaron como el peor equipo de la historia de los Mundiales…

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *