Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 22 – El partido único

22 de junio de 1974. Tercera jornada del grupo A. De un lado, Alemania. Del otro, Alemania.

La ridiculez política de dividir a un país en dos con un muro que atravesaba Berlín había llegado al fútbol. El lado germano Federal (u occidental) era el organizador del torneo, mientras que el otro, el Democrático (u oriental), había ganado el Grupo 4 de las Eliminatorias y se había clasificado por primera y única vez en la historia de la competición.

Los “locales” eran más fuertes. Tenían un equipo protagonista, figuras como Franz Beckenbauer en la defensa y Gerd Müller en el ataque y que eran firmes candidatos a ganar la Copa, algo que lograrían. Pero su país hermano no se achicó, porque sabía que con una victoria no sólo lograría el pase a la siguiente fase como líder del Grupo A, sino que se anotaría para siempre en la historia. La cita fue en el Volksparkstadion de Hamburgo, el árbitro fue el uruguayo Ramón Barreto y fueron más de 60.000 los espectadores que poblaron el estadio. Algunos hincharon por Alemania. Otros… por Alemania.

Contra lo que dicen algunos artículos, ambos equipos ya estaban clasificados. La selección de germanos del este había superado 3 a 0 a Australia y 1 a 0 a Chile y sumaba 4 puntos (entonces las victorias valían dos unidades) y sus vecinos del oeste habían igualado 1 a 1 con los sudamericanos y habían derrotado 2 a 0 a los oceánicos, pero el empate sin goles del primer turno entre chilenos y australianos ya les aseguraba un lugar en la segunda fase.

Sólo faltaba definir al primero y al segundo. “Si en mi lápida pusieran ‘Hamburgo, 1974’, todos sabrían quien yace debajo”, declaró alguna vez Jürgen Sparwasser. Ocurre que el autor de la frase fue clave en el desarrollo del juego. Dentro de un partido áspero y parejo, a 13 minutos del final, Sparwasser aprovechó un error de cálculo de los defensores Beckenbauer,

Berti Vogts y Horst Höttges ante un envío aéreo, la bajó con el pecho cerca del punto penal, se acomodó hacia su derecha, y casi desde el área chica sacó un fuerte derechazo que infló la red del arquero Sepp Maier, que nada pudo hacer. Todos los hombres de azul abrazaron a su compañero, que llevaba con
orgullo la 14 de la débil Alemania Democrática.

Para sorpresa de todos, el partido terminó 1 a 0. Y tuvo una gran repercusión mundial. “Era golpear al enemigo donde más le dolía. Mucha gente entonces lo veía así”, comentó mucho después el autor del histó- rico gol en una entrevista. Sin habérselo propuesto, los resultados posteriores terminaron beneficiando a los derrotados, ya que Alemania Federal integró en la segunda fase su grupo con Polonia, Suecia y Yugoslavia, en la previa (y en la realidad también) rivales mucho más accesibles que Holanda, Brasil y la Argentina.

De hecho, los germanos del Este sólo sumaron un punto (producto del 1 a 1 con el equipo albiceleste), mientras que los del Oeste llegaron sin problemas a la final y terminaron alzando la Copa. Incluso, algunas versiones aseguran que poco después de la final ante Holanda, a la casa de Sparwasser llegó un telegrama anónimo en el cual le agradecían aquella derrota…

Lo cierto es que para los libros, Alemania Democrática le ganó 1 a 0 a Alemania Federal, en el único partido que se enfrentaron en toda la historia.

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *