Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 23 – Campeón sin corona II

Casi como un homenaje a la Hungría de 1954, exactamente dos décadas después apareció un equipo que revolucionó todo: Holanda. cultor del fútbol total.

El equipo conducido afuera del campo por Rinus Michels, y dentro por Johan Cruyff, era una máquina. Todos defendían y todos atacaban. No por nada fue apodada La Naranja Mecánica. Daba placer ver jugar a esa selección, que cuidaba el balón y dominaba a su antojo las acciones de cada partido, sin importar el rival que se le presentaba. Y también era sorprendente ver cómo su sistema táctico podía cambiar constantemente a lo largo de los 90 minutos.

Casi siempre arrancaban con un 4-3-3 conformado por Jan Jongbloed; Wim Suurbier, Arje Haan, Wim Rysbergen y Rud Krol; Johan Neeskens, Wim Jansen, Wim Van Hanegen y Cruyff; Rob Rensenbrink y Johnny Rep, pero luego la rotación enloquecía hasta al más fanático de los esquemas. Por momentos había en cancha un 3-4-3, en otros casos era 3-5-2 y también 4- 2-4. Y todo a un ritmo físico y futbolístico arrollador…

El pressing de Holanda del 74

El camino a la final fue casi al trote: 2-0 a Uruguay, 0-0 con Suecia y 4 a 1 Bulgaria, el único que le pudo marcar antes del partido decisivo. Ya en la segunda fase, el 26 de junio, humilló a la Argentina 4 a 0. El arquero, Daniel Carnevali –según contó el defensor Roberto Perfumo–, “fue rápido a buscar una pelota cuando íbamos 2- 0 abajo. ‘No te apurés’, le pedí. ‘¿Por qué?’ me dijo. ‘Porque nos van a hacer 10’. Tuve miedo de que nos hicieran 10”.

Otros dos 2-0 ante Alemania Democrática y Brasil, el campeón vigente que nada pudo hacer ante tamaña supremacía, ubicaron a los de naranja en el partido decisivo. Holanda y Alemania Federal se enfrentaron en el estadio Olímpico de Berlín el 7 de julio.

Fiel a lo exhibido en todo el torneo, la Naranja Mecánica arrancó con todo. Y tal fue la concentración con la que ingresó a la cancha que sacó del medio, toqueteó por la izquierda, y cuando Cruyff ingresó al área fue derribado y el árbitro John Taylor cobró penal. John Neeskens marcó el gol y los germanos se encontraron, a los dos minutos de comenzado el partido, perdiendo 1 a 0 y recién pudieron tocar la pelota por primera vez, cuando sacaron del medio.

Tal vez esa pronta ventaja perjudicó a los holandeses. Porque permitió la rápida reacción de los locales, que igualaron las acciones a los 25 minutos, gracias a un penal de Paul Breitner. Alemania impuso su rol de anfitrión, y poco a poco fue adueñándose del desarrollo, que concretó en la red gracias a Gerd Müller,
que clavó el 2 a 1 cerca del final del primer tiempo. Contra lo imaginado, Holanda jamás pudo reaccionar, el tiempo pasó y el segundo tiempo terminó igual que había empezado.

La fiesta de los alemanes y la postal de su extraordinario capitán Franz Beckenbauer con la Copa en alto jamás podrá opacar la espectacular campaña de la inolvidable Naranja Mecánica, equipo que alzó por primera vez la bandera del fútbol total y marcó una época, aún sin haber salido campeón.

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *