Boca y Belgrano, una historia de odios y amores

Suele decirse que del amor al odio hay sólo un paso. En este caso, el orden de los factores no altera el producto, y los hinchas de Boca hoy miran con cariño a Belgrano de Córdoba.

Desde que terminó el partido contra Tigre, los hinchas xeneizes preparan una fiesta y promueven un gran recibimiento, e incluso crearon un sitio especial para el equipo cordobés, que el domingo pisará la Bombonera después de cuatro años, tres meses y seis días (1 a 0 para el local, con gol de Bruno Marioni).


Semejante afecto floreció hace menos de cuatro meses, cuando Belgrano entró en los libros del fútbol argentino al decretar el primer descenso de la historia de River a la B Nacional, al ganarle 2 a 0 de local e igualar 1 a 1 en Núñez, en la Promoción 2010/2011. La situación soñada para cualquier hincha xeneize.

Sin embargo, hace poco menos de cinco años, Boca inició con el Pirata una verdadera pesadilla. El 3 de diciembre de 2006, el conjunto entonces dirigido por Ricardo La Volpe, visitó Córdoba con la necesidad de sumar al menos un punto para ser tricampeón. Pero la derrota ( 1 a 0, gol de Franco Peppino ) le dio vida a Estudiantes. Luego, y gracias a la caída xeneize ante Lanús, el Pincha llegó a un desempate y lo ganó.

Lo opuesto ocurre con los fanáticos riverplatenses, que pasaron de agradecerle a Belgrano aquel triunfo ante su clásico rival, a vivir por siempre con el estigma de que esa camiseta celeste los mandó por primera vez a la B.

Historial

De los 25 partidos oficiales que disputaron entre sí, Boca ganó 13 y Belgrano 8. Empataron los 4 restantes. La última temporada en la que se enfrentaron, cada uno ganó de local 1 a 0.

El último de Diego

El 9 de junio de 1996, contra Belgrano, Diego Armando Maradona marcó su último gol oficial de jugada (luego marcó otras dos veces, pero de penal, ante Argentinos y Newell´s). Poco antes, había desperdiciado un penal (se lo atajó el arquero Labarre).

La crónica de La Nación del día siguiente lo describió así: “Luego con el toque sutil -al estilo de aquellos goles a Bélgica en el Mundial de 1986- corrió una pelota casi perdida anticipó a su marcador ocasional y con el mágico botín izquierdo le hizo dar a la pelota la altura necesaria para que Labarre quedase a mitad de camino y mirando como se concretaba el 2 a 0.”

Publicada en www.canchallena.com

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *