¿No a la violencia?

Resulta insólita la decisión de los dirigentes de Gimnasia y Esgrima La Plata, de sacar del equipo a Luciano Leguizamón, por el simple hecho de que el pasado domingo cambió su camiseta con Juan Sebastián Verón, para regalársela a su sobrino.

Más repudiable aún es que el impresentable presidente del Lobo, Juan José Muñoz salga a declarar: «Hay que dejar que se calmen un poco las aguas. Y después, sí, tendrá que disculparse con la gente. Fue separado del equipo por protección y no por castigo», poniéndose claramente del lado de los violentos, de los que arruinan día a día nuestro fútbol.

Ah, ¿este Muñoz es el mismo que hace un año amenazó al árbitro Daniel Giménez en el entretiempo de Gimnasia-Boca y después decidió que el plantel del club que preside le regale el partido a Boca para que Estudiantes no saliera campeón (cosa que hizo igual)? ¿Es el mismo que debería haber sido suspendido por todo eso y apenas estuvo ausente de su cargo un puñado de días?

Ah, entonces no dije nada che. Es todo más que entendible.

Que vivan dirigentes como Muñoz.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

3 comentarios en “¿No a la violencia?

  • Pingback:$anchor$basketball Betting,final Four,final Four Betting,final Four Gambling,final Four Sports Book,final Four Sportsbook,march Madness,march Madness Betting,march Madness Gambling,march Madness Sports Book,march Madness Sportsbook,ncaa,ncaa Betting,ncaa

  • el 9 noviembre, 2007 a las 11:00
    Permalink

    Vamos por parte, una cosa es la dirigencia de GyE que es absolutamente criticable en la mayoría de sus procederes y otra la de Leguizamón.
    El jugador, PROFESIONAL, debería saber y conocer el enfrentamiento en un clásico. Si quiere la camiseta para su sobrino, que lo haga al final del partido y con un intermediario como usualmente sucede, no EN EL ENTRETIEMPO y EN FRENTE de todo el mundo. No se la pidió a un equipo cualquiera para el sentimiento del hincha de Gimnasia y menos a Verón.
    Si uno tratase de ponerse en contra a la hinchada del lobo, creo que la mejor acción a realizar sería esta!!!.
    O es muy poco profesional o es tonto, otra no cabe.
    Entonces, es tan condenable la acción de la dirigencia como la del jugador, que hasta tiene una lectura de incitación a la violencia debido a lo inadaptado del hincha argentino, que EL sabe que es así.
    Ojo, en mis sentimientos la hinchada de GyE y el club, están muy lejos de mis amores pero no por eso trato de tener una visión más ecuánime.
    Slds.

    Respuesta
  • el 8 noviembre, 2007 a las 19:30
    Permalink

    Muñoz y todos los dirigentes de Gimnasia son mafiosos y no puede ser que sigan haciendo el ridículo como si nada pasara.
    Gimnasia es una institución con muchísima historia en el fútbol. Y me da mucha pena por sus hinchas y sus jugadores. Éstos últimos, a causa de mantener su trabajo terminan soportando este tipo de maltrato e injusticias.
    Por otra parte no entiendo porqué motivos Falcioni, que siempre ha sido un tipo frontal, permite esto o en caso contrario, no presenta la renuncia al mamarracho de Muñoz.
    Saludos!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.