Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 25 – Argentina 6 – Perú 0: goles y sospechas

Si existe un partido en la historia mundialista de la selección argentina que inevitablemente genera polémica cuando se lo recuerda, es el que la albiceleste le ganó a Perú por 6 a 0, durante el Mundial 1978.

La historia es así. El 21 de junio, en Rosario, el equipo conducido por César Luis Menotti salió al campo de juego a disputar su encuentro con los peruanos, sabiendo que debía vencerlos por una ventaja de al menos cuatro goles si quería disputar la final. Eso fue posible gracias a que Brasil había jugado en el primer turno, algo que claramente benefició a los argentinos, porque jugaron con la llamada ventaja deportiva.

Lo concreto es que la selección aplastó 6 a 0 a un conjunto de Perú que hizo fuerza hasta donde pudo (cuando iban 0 a 0, los visitantes tuvieron dos situaciones claras para marcar, y en una de ellas la
pelota dio en el palo), pero que salió a jugar sin ninguna chance de clasificarse a la final, y además estaba físicamente agotado.

Como era de esperar, las sospechas brotaron por todos lados. Sin embargo, no hubo nada que pueda ratificar que hubo un arreglo entre ambos conjuntos. Uno de los puntos cuestionados fue que 15 días después del Mundial, la Junta Militar argentina donó 35.000 toneladas de trigo a Perú. Sin embargo, ese acuerdo se había realizado mucho antes del Mundial, en tiempos donde nadie sabía que podrían llegar a enfrentarse ambos países en una instancia tan trascendental.

Por otro lado, el arquero de Perú, Ramón Quiroga, era argentino. Fue señalado como uno de los que negociaron el supuesto acuerdo. Harto de esa situación, en 1998 declaró: “En ese partido jugó Rojas, que nunca lo hacía, y se murió en un accidente. El entrenador Marcos Calderón se murió en un accidente de
avión. Y en un gol argentino, Manzo se agachó. A los peruanos siempre les agarró diarrea cuando enfrentaron a argentinos o a brasileños”.

El remate en el palo de Perú, cuando iban 0 a 0

Incluso el ex presidente peruano, Francisco Morales Bermúdez, hizo en febrero de 2014 una fuerte declaración al respecto. “Yo he tratado de investigar esto. No quiero mencionar nombres ni cosas así, pero ahí han habido muchas cosas subalternas, no santas, que dieron lugar a eso. No fue estrictamente
futbolístico. Videla los amedrentó. Algo pasó y parece que corrió un poco de dinero. Todo hace pensar que fue así. En esas cosas no hay forma de investigar, pero hay casi la convicción de lo que le digo aunque no llega uno a probarlo, a encontrar el sustento. Pero que fue anómalo, fue totalmente anómalo”, le dijo al diario El Comercio.

El profesor israelí de historia latinoamericana Raanan Rein fue más allá todavía, y dijo que está “100 por ciento convencido” de que la junta militar argentina influyó en aquel triunfo. En la vereda se enfrente se encuentran dos testimonios fuertes. Teófilo Cubillas, la gran figura de aquella selección de Perú, afirmó: “La presencia del dictador (Jorge Rafael) Videla en nuestro vestuario tal vez asustó a varios integrantes del equipo”. Mientras que el capitán, Héctor Chumpitaz, asegura: “Es cierto que la visita de Videla fue nefasta, pero de ninguna manera eso afectó nuestro juego. Nos hicieron seis, pero pudieron ser muchos más. Nosotros llegamos a ese partido exhaustos, por la gran primera fase que habíamos hecho”.

En tanto, el defensor argentino Alberto Tarantini se ofusca cuando le hablan del tema, y lo resume como César Luis Menotti: “Es una canallada que se diga eso”. El cierre es de Osvaldo Ardiles, quien analizó para el libro Así Jugamos: “¿Pudo la dictadura arreglar aquel partido? Si fueron capaces de hacer desaparecer a 30.000 personas, ¿por qué iban a detenerse ante un simple partido de fútbol? Mi opinión es que no lo hicieron, no porque no querían, sino porque no pudieron. Lo que sí sé es que nosotros estábamos convencidos de que les íbamos a ganar por ese margen. Y, como siempre dije, si alguien
llega a presentar una prueba del arreglo, yo devuelvo mi medalla.”

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *