Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 30 – Finalistas por “méritos” ajenos

La final de España ´82 tuvo como protagonistas a dos equipos que llegaron a la definición o bien pidiendo permiso o bien haciendo trampa.

De un lado estaba Italia, al fin y al cabo, el campeón luego del 3 a 1 en la final sobre Alemania Federal
en el Santiago Bernabeu, la tarde del inolvidable grito de gol de Marco Tardelli, tal vez una de las postales más recordadas de la competición.

La azzurra llegó a España en medio de un escándalo de apuestas deportivas que ensuciaba al calcio. El conflicto fue de tal magnitud, que el delantero Paolo Rossi fue suspendido por dos años en 1980. Pese a que no tenía un óptimo estado físico, Rossi integró el plantel comandado por Enzo Bearzot.

En un grupo A rarísimo, inédito y prácticamente inigualable (hubo cinco empates sobre seis partidos),
el acceso a la siguiente etapa se definió por goles a favor. Ya con Polonia clasificada (goleó 5 a 1 a Perú en
el tercer partido), Italia, que había empatado 0 a 0 con Polonia y 1 a 1 con Perú, definió mano a mano con Camerún, que también había igualado, pero en ambos casos 0 a 0. En resumen, el que ganaba, pasaba a la segunda fase, pero el empate favorecía a Italia.

El gol de Francesco Graziani a los 15 minutos de la segunda etapa parecía resolver la situación para los europeos, pero apenas un instante después, a los 16´, Gregoire M´Bida clavó el 1 a 1 y permitió que los africanos se ilusionen con el gran golpe… que finalmente no llegó.

Después de clasificarse por la ventana, en la segunda fase se encontró en el Grupo 3 con la Argentina
y con Brasil. Impensado por donde se lo mire. En el primer encuentro, ante los campeones del mundo vigentes, Italia apareció como equipo y superó 2 a 1 al conjunto albiceleste.

La marca de Claudio Gentile a Diego Maradona fue tan bestial que quedó en la memoria colectiva. El recio defensor italiano declaró luego del partido: “El fútbol no es para bailarinas”.

Ante Brasil, la selección azzurra disputó el mejor partido del torneo y ganó 3 a 2, con una soberbia actuación del delantero Paolo Rossi, autor de los tres tantos. Y en semifinales, fue claro el 2 a 0 ante los polacos.

¿Cómo llegó Alemania Federal a ser subcampeón de ese Mundial? En la primera fase integró el Grupo B con la sorprendente Argelia, Austria y Chile. Los africanos sorprendieron y ganaron 2 a 1 en el debut, algo que complicó los planes. Pero ante lo que podía ser una pronta y humillante eliminación, los germanos optaron por ser partícipes de una sencilla y humillante confabulación.

Sin ruborizarse, Alemania y Austria arreglaron un triunfo de los primeros por 1 a 0, y los dos siguieron
adelante, en detrimento de Argelia (ver más detalles en el capítulo 28). Ya en la segunda fase, Alemania igualó con Inglaterra y superó a España.

Y acá llegamos al segundo momento polémico del camino germano a la final. En las semis ante Francia, se produjo una jugada que seguramente hubiera cambiado no sólo el desarrollo del partido, sino también su desenlace.

A los 11 minutos de la segunda parte, el astro francés Michel Platini habilitó con un pase sensacional a Patrick Battiston, quien había aprovechado un hueco en la defensa y definió, desde la medialuna del área, ante la desesperada salida de Harald Schumacher.

La pelota se fue afuera, apenas desviada junto al palo izquierdo. Y Battiston también se fue afuera… pero
en camilla, inconsciente y con una conmoción cerebral.

En su afán por evitar el gol, el arquero germano salió con todo a cubrir el ángulo de tiro (cosa que logró con éxito). Sin embargo, en un acto completamente desleal y cuando la pelota ya no estaba en juego,
embistió con todo su cuerpo al defensor galo, que quedó tendido en el césped.

Apenas a 10 metros de la jugada estaba el holandés Charles Corver, árbitro del partido y sin obstáculos que le impidieran observar lo que había sucedido. Era un clarísimo penal para Francia (el partido estaba
1 a 1) y también era expulsión para el arquero.

Contra toda lógica, Corver no sólo no echó a Schumacher, sino que ¡no cobró la falta!, sino saque de arco para los germanos. Lejos de preocuparse por la salud de su colega, el 1 alemán se quedó paradito
en el área chica junto a la pelota, listo para reanudar el juego.

Apenas 10 minutos después de ingresar por Bernard Genghini, Patrick Battiston era a su vez reemplazado por Christian Lopez. Realmente increíble…

La acción resultaría fundamental, ya que el partido (que más allá de esta acción fue realmente emocionante) terminó 1 a 1 en los 90´, y 3 a 3 en el suplementario. Y en los penales, la gran figura fue precisamente el arquero germano, que atajó dos y le dio la victoria a Alemania 5 a 4. Schumacher a la final y Battiston, al hospital.

Y así fue como Italia y Alemania Federal se convirtieron en los curiosos finalistas del Mundial ´82.

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.