Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 34 – Los Leones indomables

Pocas veces sucedió que un equipo despertara tanta simpatía y sumase a tantos hinchas neutrales a su favor durante un Mundial. Precisamente eso pasó con Camerún, en el Mundial de Italia 1990.

Todo comenzó en el partido inaugural, cuando el 8 de junio, los africanos sorprendieron al mundo al derrotar en Milán nada menos que a la Argentina de Maradona por 1 a 0, con gol de Francois Oman-Biyick y el juego violento de sus defensores (terminaron con 9, por dos terribles patadas a Claudio Caniggia).

Una vez superada la primera fase como líder del grupo B (venció a Rumania 2 a 0 y perdió 4 a 0 con la
Unión Soviética), los camerunenses se enfrentaron a la Colombia de René Higuita, Carlos Valderrama y
Freddy Rincón, entre otros.

El partido en Nápoles fue muy parejo y el 0 a 0 llevó todo al alargue. Recién al minuto del segundo tiempo suplementario, los africanos abrieron el marcador con un gran gol de Roger Milla, su veterano delantero de 38 años. El 1 a 0 todavía era remontable para los sudamericanos, pero cuatro minutos después, Luis Perea exigió a René Higuita cerca del círculo central, el excéntrico arquero tuvo un exceso de confianza y otra vez Milla le robó la pelota y se fue derechito al gol. Dos a cero y a otra cosa, aunque Redín descontó cerca del final.

Apodados a esta altura Los Leones Indomables, Camerún fue por más ante Inglaterra, por los cuartos de final, y ambos protagonizaron el mejor partido de un Mundial completamente olvidable en cuanto a juego, goles y emociones.

Otra vez en Nápoles, David Platt abrió la cuenta para los europeos. Parecía el final de la hazaña, pero
Camerún todavía tenía más para mostrar. En solo cuatro minutos, Emmanuel Kunde y Eugene Ekeke dieron vuelta la historia y pusieron a los africanos 2 a 1 arriba, a 25 minutos del final del partido.

El público, emocionado, se inclinó por el más débil y celebraba aquel momento histórico que estaba presenciando, o bien observando por TV desde algún lugar del planeta. Pero cuando faltaban 7 minutos,
Gary Lineker clavó el 2 a 2 de penal y el partido fue al tiempo extra. Allí, la experiencia inglesa pudo más que las ganas camerunenses, y otra vez Lineker de penal, anotó el 3 a 2 que resultó definitivo.

La última imagen de estos Leones Indomables fue lo más parecido a una vuelta olímpica, saludando a todos y cada uno de los hinchas que llenaron el estadio San Paolo, y que los despidieron con una sincera
y muy merecida ovación.

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.