Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 45 – El Fenómeno

El fútbol brasileño se caracterizó siempre por su jogo bonito y por sus cracks. Uno de ellos trascendió
las fronteras y marcó tantos goles en tantos grandes equipos diferentes, que fue bautizado sencillamente, El Fenómeno.

Por si todavía no se dieron cuenta de quién hablamos, va otra pista. Su nombre completo es Ronaldo Luís Nazário de Lima.

El segundo goleador histórico de los Mundiales jugó cuatro Copas, ganó dos y fue subcampeón en la otra. Disputó 19 partidos y anotó 15 tantos. Pero más allá de su fiereza en el área, con lo que más sobresalió fue con su simpatía y cordialidad.

Seguramente por eso fue que ese morocho de sonrisa con paletas separadas se convirtió rápidamente en un imán para las grandes marcas de indumentaria deportiva. Su simpleza y su profesionalismo le permitió ser ídolo de equipos antagónicos, como Barcelona y Real Madrid, en España, y Milan e Inter, en Italia.

La relación del Fenómeno con los Mundiales fue extraña, porque si bien es cierto que fue campeón en
Estados Unidos 1994, también es un hecho que no disputó ni un partido. Con apenas 18 años y la 20 en
su espalda, vio sentadito como el equipo de Romario y Bebeto alzaban la Copa y dejaban atrás 24 años de frustraciones. Las sensaciones eran encontradas. Alegría y desilusión se entremezclaban…

Ronaldo le apuntó con todo a Francia ´98, la cita mundialista siguiente. Ya como hombre de Inter de Milan, el 9 fue titular en los siete partidos y anotó cuatro goles. Sin embargo, otra vez apareció el trago amargo.

En la final, y ante la selección local, el delantero fue una sombra, prácticamente no tocó la pelota y los galos golearon 3 a 0 y se coronaron campeones por primera vez. Posteriormente se habló de un malestar estomacal del Fenómeno (que incluso, habría vomitado en el vestuario antes de salir a jugar), y hasta trascendió que la presencia del crack fue impuesta por la empresa que entonces vestía a Brasil, pero nada de esto fue probado de manera fehaciente.

La calculadora humana funcionaba bien en la cabeza de Ronaldo. A Japón/Corea 2002 llegaría en una edad ideal de maduración: 26 años. Sin embargo, el destino lo puso a prueba. Y no una, sino dos veces El 21 de noviembre de 1999, defendiendo la camiseta de Inter ante Lecce, el goleador se rompió  arcialmente el tendón rotuliano de su rodilla derecha. Luego de seis meses, su regreso se anunció con bombos y platillos para el 12 de abril de 2000 ante Lazio. Unos pocos minutos después, el mundo vio en vivo y en directo como Ronaldo se rompía por completo el tendón rotuliano de su rodilla derecha. Otra vez al quirófano, la inactividad y un manto de duda sobre su futuro.

Dueño de un amor propio ejemplar, el Fenómeno no sólo se recuperó, sino que volvió mejor que antes.
En lo referido a clubes, integró el famoso equipo de Galácticos de Real Madrid, junto a cracks como el inglés David Beckham, el portugués Luis Figo y el francés Zinedine Zidane. Y a nivel selección, se preparó como nunca para consagrarse en Japón/Corea 2002.

En suelo asiático, Ronaldo marcó 8 goles en seis partidos, incluídos los dos decisivos en la final ante Alemania. Inglaterra, en cuartos, fue el único que no lo sufrió.

No conforme con su coronación personal, el Fenómeno fue por más y viajó a Alemania 2006 con un objetivo: marcar al menos tres goles y superar los 14 del germano Gerd Müller.

Después de los dos goles a Japón en la fase de grupos, Ronaldo, el 27 de junio de 2006, en la ciudad
alemana de Dortmund y a las 17.05, le marcó el 1 a 0 a Ghana, por los octavos de final, y se convirtió en el máximo goleador histórico, con 15 conquistas. Y aunque todavía se mantiene la polémica sobre su primer tanto a Costa Rica en el 2002, aparentemente convertido por Luis Marin en contra, pero concedido al brasileño por el árbitro, y el hecho de que el alemán Miroslav Klose lo haya superado en Brasil 2014, lo único cierto es que este hombre nacido el 22 de septiembre de 1976 en Rio de Janeiro es uno de los mejores delanteros de la historia de los Mundiales.

 

Detalle de los 15 goles en Mundiales de Ronaldo:

  1. Brasil 3-0 Marruecos (1-0) – Mundial 1998 – Primera Fase
  2. Brasil 4-1 Chile (3-0) – Mundial 1998 – Octavos de Final
  3. Brasil 4-1 Chile (4-1) – Mundial 1998 – Octavos de Final
  4. Brasil 1-1(4-2p.) Paises Bajos (1-0) – Mundial 1998 – Semifinal
  5. Brasil 2-1 Turquía (1-1) – Mundial 2002 – Primera Fase
  6. Brasil 4-0 China (4-0) – Mundial 2002 – Primera Fase
  7. Costa Rica 2-5 Brasil (0-1) – Mundial 2002 – Primera Fase
  8. Costa Rica 2-5 Brasil (0-2) – Mundial 2002 – Primera Fase
  9. Brasil 2-0 Bélgica (2-0) – Mundial 2002 – Octavos de Final
  10. Brasil 1-0 Turquía (1-0) – Mundial 2002 – Semifinal
  11. Alemania 0-2 Brasil (0-1) Mundial 2002 – Final –
  12. Alemania 0-2 Brasil (0-2) Mundial 2002 – Final
  13. Japón 1-4 Brasil (1-1) – Mundial 2006 – Primera Fase
  14. Japón 1-4 Brasil (1-4) – Mundial 2006 – Primera Fase
  15. Brasil 3-0 Ghana (1-0) – Mundial 2006 – Octavos de Final

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *