Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 44 – Los chicos se hacen grandes

El Mundial de Japón y Corea 2002 fue escenario de grandes campañas de pequeñas selecciones.

La primera sorpresa la dio Senegal, que le ganó 1 a 0 a Francia, el campeón vigente, en el partido inaugural, emulando lo que había logrado Camerún ante la Argentina en la apertura del Mundial de Italia 1990.

Los alegres africanos se dieron otro lujo: eliminar a Uruguay en la fase de grupos (goleaba 3 a 0 y terminaron 3 a 3). Y también superaron los octavos de final, donde derrotaron a Suecia 2 a 1.

El camino senegalés se terminó en cuartos de final, donde el equipo quedó eliminado ante Turquía, que
lo venció por 1 a 0 en tiempo suplementario.

Precisamente los turcos fueron otra de las revelaciones del campeonato. Llegaron al tercer partido de la fase de grupos con apenas un punto, pero su goleada a China y el 5 a 2 de Brasil a Costa Rica les permitió avanzar a octavos. En esa instancia, dejaron atrás a Japón y en las semis se toparon otra vez con Brasil, quien lo derrotó 1 a 0. De todas maneras, los turcos lograron su mejor actuación histórica al ganarle 3 a 2 el partido por el tercer puesto a Corea del Sur.

El caso de los surcoreanos merece un párrafo aparte. Porque si bien es normal que los anfitriones
superen la fase de grupos, en este caso la ayuda arbitral resultó más que evidente. En los octavos de final, la primera víctima fue Italia. Christian Vieri había marcado el 1 a 0 para los europeos, pero a dos minutos del final igualó Seol KiHyeon, para delirio de los locales. El trabajo del juez ecuatoriano Byron Moreno fue bastante pobre. Dejó pegar más de la cuenta a los asiáticos, y a la vez fue muy severo con los italianos. Cuando quedaban tres minutos, Ahn Jung Hwan clavó el 2 a 1 para los surcoreanos y la azzurra se volvió a casa masticando bronca.

En cuartos de final llegó España. El partido fue realmente parejo, al punto que terminó 0 a 0 y tuvieron que jugar 30 minutos de tiempo suplementario con el sistema de “Gol de Oro”. El que hacía el gol, se clasificaba automáticamente a las semifinales.

Apenas comenzó la prórroga, Fernando Morientes marcó un gol. Pero de manera errónea, el árbitro egipcio Gamal Al-Ghandour lo anuló por considerar que la pelota se había ido afuera en la jugada previa.

Pese al nerviosismo provocado por sentirse robado, España siguió atacando. Morientes pegó un tiro en el palo, y el juez interrumpió tres ataques de los europeos por inexistentes fuera de juego. Fue tal el
descaro, que Morientes terminó amonestado por protestar. Como era de imaginar, el alargue terminó justo cuando España se preparaba para realizar un corner.

En los penales, Corea del Sur tuvo mejor puntería, ganó 5 a 3 y se clasificó por primera vez a las semifinales, donde Alemania ajustició a los asiáticos y los venció por 1 a 0.

Pese a todo, Corea del Sur logró su mejor actuación histórica al finalizar cuarto en el Mundial que organizó junto a Japón. Y eso es algo que nadie puede quitar de las estadísticas.

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *