Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 02 – El primer gol

En la actualidad hay mil maneras de prender un fuego. Sin embargo, seguramente habrá algún cavernícola anónimo que fue el primero en animarse a rozar piedras con maderitas. Lo mismo pasa con el huevo duro. ¿A quién se le ocurrió que podía ser rica la consecuencia de cocinar durante 10 minutos el huevo no fecundado de una gallina? ¿Y quién fue el primer valiente en probarlo?

En el caso del fútbol y propiamente de los mundiales, hubo una persona que marcó el primer gol de la historia de la competencia, y que irremediablemente se metió para siempre en los libros. Su nombre Lucien Laurent, y su nacionalidad, francesa.

Este delantero nacido en la localidad de SaintMaur-des-Fossés (al sudoeste de Paris) llegó a Uruguay como jugador de CA Paris, equipo que defendió durante 10 años en sus casi 25 de profesional.

El 13 de julio de 1930, Francia y México se enfrentaron en la localidad de Pocitos, por la primera jornada del grupo A. El partido se debió jugar en el Centenario, pero una serie de inoportunas lluvias retrasaron las obras y le permitió al viejo estadio de Peñarol formar parte de la historia. A los 19 minutos de juego, Lucien Laurent se metió para siempre en los libros al anotar el 1 a 0 para los galos. El Mundial tenía su primer gol.

El partido terminó con una fácil goleada para los franceses: 4 a 1. No conforme con su marca inigualable, Laurent sin
quererlo fue por más. En el mismo encuentro, y ante una inesperada lesión del arquero Alex Thepot, Lucien ocupó
el lugar de su compañero, como consecuencia de que entonces no estaban permitidas las sustituciones.

Poco después, Juan Carreño anotó para México el 1-3 parcial, y entonces, Laurent también fue el primer
“arquero” francés en recibir un gol mundialista.

Más tarde, Laurent integró el ejército francés en la Segunda Guerra Mundial, y en 1942 los alemanes lo tomaron como prisionero, aunque lo liberaron tres años después.

Aquel estadio de Peñarol fue demolido y allí se construyeron varias viviendas. Sin embargo, en la calle Coronel Alegre entre Charrúa y Silvestre Blanco, en el barrio Pocitos de Montevideo, existe un doble monumento que homenajea el arco donde se convirtió ese primer gol de Lucien Laurent y la línea central de la cancha.

El monumento que homenajea al estadio de Pocitos, escenario del primer gol de la historia de los Mundiales:

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.