Rumbo al Mundial Rusia 2018. #50GrandesMomentos: 40 – Gloryland (Tierra de Gloria)

En cuanto a lo futbolístico, el Mundial de Estados Unidos fue olvidable por donde se lo mire.

Todo comenzó con una fiesta inaugural en la que la artista norteamericana Diana Ross debía patear un
penal y romper un arco… que se rompió de todas maneras a pesar de que el remate de la cantante lejos pasó de los tres palos.

El del ´94 fue también el Mundial del doping de Diego Maradona, que terminó con la exclusión del 10 y
con la posterior eliminación argentina. Y ni hablar del salvaje asesinato de Andrés Escobar, defensor de Colombia baleado por… haber marcado un gol en contra.

En ese contexto, hubo lugar para que el camerunés Roger Milla le convirtiera un gol a los soviéticos a los 42 años y se transforme en el goleador más veterano de la historia, y que en el mismo partido Oleg
Salenko marque cinco tantos y establezca otra plusmarca. El partido lo ganaron los europeos 6 a 1.

Tal vez, lo más trascendente fue el ejemplo que dio el defensor italiano Franco Baresi, que a los 34 años tuvo la desgracia de romperse los meniscos en el partido debut ante Noruega, el 24 de junio. Para cualquier otro futbolista, aquello era la despedida de la competencia. No para el emblema de la azzurra.

Artroscopía mediante, Baresi regresó a la titularidad tres semanas después, para defender los colores de Italia ante Brasil, en la final del Mundial. Nada más y nada menos.

El partido fue malísimo, con prácticamente nulas jugadas de riesgo y evidentes signos de miedo. Lejos
estuvieron de reeditar la final que habían disputado 24 años antes en México. Aquí, podrían haber jugado cuatro días seguidos que habrían mantenido el 0 a 0.

La primera final que terminó sin goles también fue la primera en definirse por penales. Allí, Brasil se
consagró gracias a los remates marrados por Baresi (la hazaña no pudo ser completa), Daniele Massaro y
Roberto Baggio.

Pese a la alegría brasileña por ponerle fin a 24 años de sequía, el rótulo de peor final de la historia no se lo pudieron quitar jamás.

Y el legado de Estados Unidos, que quiso imponer y popularizar el fútbol, terminó siendo un rotundo
fracaso.

  • Este texto forma parte del libro 50 Grandes Momentos de los Mundiales, publicado por Ediciones Al Arco en 2014 y repartido por el Ministerio de Educación de la Nación, de manera gratuita, en todas las escuelas públicas de la Argentina.El libro se puede leer en este mismo sitio, o descargar en pdf, Todos los derechos reservados.

Pablo Lisotto

Nació en la Argentina en 1975. Es Licenciado en Periodismo (TEA 1998). En marzo de 2006 creó www.damepelota.com.ar, por el cual recibió diferentes premios y reconocimientos (por ejemplo, fue invitado a los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Actualmente cubre la actualidad de Boca Juniors para la sección Deportes del diario LA NACIÓN. Escribió seis libros: "50 Grandes Momentos de los Juegos Olímpicos", "50 Glorias del deporte olímpico", "50 Grandes Momentos de los Mundiales de fútbol" y "50 Grandes Momentos de la Copa América" (Al Arco, 2012, 2014 y 2015. Se pueden leer gratis en este sitio) y "Hazañas y Leyendas de los Mundiales" (Atlántida, 2014) y "Hazañas y Leyendas de los Juegos Olímpicos" (Atlántida, 2016). A fines de 2012 recibió una Mención Especial de ADEPA, en la categoría Deportes. Es especialista en Olimpismo y en Mundiales de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.